Libia, la tragedia de un Pueblo… que no se ha rendido. Entrevista V

Líder de la tribu Gadafa en Sirte

Diciembre 2012

A lo largo de una semana, una delegación de Ojos para la Paz – integrada por Leonor Massanet, Flavio Signore y Purificación González de la Blanca- ha venido manteniendo reuniones con distintas personalidades libias. Por razones obvias omitimos los nombres, lugares y las referencias de algunas de ellas.

Nuestra I entrevista fue con un hombre que tuvo importantes cargos tanto a nivel nacional como internacional. La II fue con un personaje que protagonizó la revolución de 1969, junto con Moammar Kadhafi  (de la Unión de Oficiales del Consejo Revolucionario). La III con el personaje de rango más elevado del estado libio, si éste no hubiese sido atacado y destruido por la autodenominada “Comunidad Internacional”. La IV con el director del hospital de Sirte.

V Entrevista. Con Abdul Alhameed Omar, hijo del líder de la tribu Gadafa, de Sirte, que está encarcelado.

Ahora la mayoría de la familia está fuera del país y los pocos que han quedado es porque son muy ancianos o están muy enfermos.

Su padre está encarcelado en Benghazi sin cargos

Su familia vivía muy bien gracias al comercio de camellos desde hace muchos años.

Su padre fue el primer director de un colegio en Sirte.

En 1970 empezó su actividad política en los comités del pueblo, con Gadafi, en su ciudad, Sirte.

En estos momentos está encerrado en la cárcel Omar Shcal.

En la ciudad de Sirte conviven varias tribus: Farljahi, Warfala, Awlat Suleiman, Maadan y Gadafa.

Su padre está enfermo con asma y no le permiten acceder a ningún medicamento. Es un hombre que no ha robado nada y no ha hecho daño a nadie, sin embargo en la cárcel lo tratan peor que a un delincuente.

No consiguieron que los medios de comunicación fueran a verle o hablaran de ello, ni HRW ni organizaciones humanitarias.

Un abogado está tratando de sacarle de la cárcel por su asma, enfermedad cardíaca, cataratas y estaba bajo control médico, sin embargo ahora no le dan ninguna medicina. Las cárceles están controladas por los grupos armados internacionales. Está en la cárcel con más de 150 presos sin acusación ninguna, sin cargos. Sin embargo no dejan al abogado hacer nada ni llevarle medicamentos.

Las tribus están unidas y se apoyan unas a las otras y gracias a ello a veces se consigue ayudar un poco a los libios capturados y encerrados. A las cárceles de Misratah es imposible llevar ninguna ayuda de ningún tipo.

En estos momentos Sirte está ocupada por islamistas de Darna, es decir alqaeda, que actúan para reprimir al pueblo libio de Sirte.