Libia: El Caso de Abouzaid Dorda

Abouzaid Dorda

Leonor Massanet
28 de julio, 2013

Abouzaid Dorda fue detenido el 11 de septiembre por una milicia de las montañas occidentales que es parte de al-Qaeda, conocidos miembros de la brigada de Abdelhakim Belhadj (Belhadj es también un ex preso de Guantánamo).

Después de su detención fue trasladado a las milicias para interrogarle con preguntas como: ¿dónde se puede encontrar el dinero y armas, etc. , los interrogatorios durante horas en la que el Sr. Dorda, se negó a responder cualquier pregunta a menos que se las formularan por el Ministerio de Justicia, y con la condición de que su abogado esté presente.

25 Octubre la milicia de Belhaj con cuatro hombres armados se llevaron al Sr. Dorda a la cordillera occidental (Montes Nafusa) a la ciudad de Jadu para interrogarlo.

Cuando Dorda se negó a responder, empezaron a amenazar diciéndole: “Vamos a hacer contigo lo mismo que le hicimos a Gaddafi y lo fimaremos con la cámara para mostrar al mundo.

El Sr. Dorda rápidamente corrió a su habitación y se encerró y corrió al balcón en el segundo piso del edificio donde se encontraba detenido, para ver si podía saltar de alguna manera, pero después de ver que era demasiado alto se detuvo. Cuando la milicia irrumpió en la habitación y se encuentra el Sr. Dorda en el balcón uno de los hombres corrió hacia él y le empujó por el balcón, desde el segundo piso del edificio.

Esta caída provocó al Sr. Dorda, una fractura en la pierna, la cadera fracturada y hemorragias internas.

Después de la caída, los guardias le dejaron en el suelo durante cuatro horas. El Sr. Dorda entró en estado de shock, lo dejaron en el camino mientras discutían qué hacer con él, porque estaban planeando su asesinato, pero un montón de personas acusieron en torno a él y se vieron obligados a simular que se lo llevaban al hospital.

Dos semanas más tarde el Sr. Dorda fue hospitalizado. Le dijo a su médico y de la familia que la milicia había tratado de matarlo cuatro veces y que, aunque el médico le había dicho que el Sr. Dorda no debería moverse de su habitación del hospital, la milicia le llevó a una sala en el aeropuerto en Trípoli, donde su salud continuó deteriorándose.

Había perdido una gran cantidad de peso y la presión sanguínea y los niveles de azúcar se encontraban fuera de control y su médico le dijo que era debido a la alimentación pero en realidad fue que él había sido envenenado. Debido a que se asustó el Sr. Dorda dejó de comer. Sólo después de que la salud del Sr. Dorda era muy mala y por la presión de las organizaciones de derechos humanos fue trasladado a un hospital. Pero aún así, su vida estaba en peligro.

Grupos armados irrumpieron con frecuencia en el hospital y trataron de matarlo, en un momento hubo un tiroteo en su habitación que terminó con la muerte de uno de sus guardias.

Y todavía queda lo peor está por venir.

El 26 de abril fue secuestrado en el hospital y nadie, ni siquiera su médicos, sabía de su paradero. Dos días más tarde se puso de manifiesto que Belhaj (miembro de alqaeda y responsable de la seguridad de Trípoli) se había trasladado al Consejo Militar en Trípoli otros ex funcionarios del gobierno han sido detenidos. Desde entonces y hasta su primera decisión de la corte, no se le permitió reunirse con su abogado o para recibir atención médica por su pierna rota y riñón dañado que había padecido de desde que fue empujado desde el balcón.

Cuando fue interrogado por funcionarios NTC, le dijeron que no podían encontrar ninguna prueba de la criminalidad contra él y que pronto sería liberado.

A continuación, la NTC anunció que sería sometido a juicio, a pesar de que él nunca había visto ni su abogado y su abogado no se le entregó copia de los documentos en los que se describían las acusaciones en su contra, por lo que era imposible una adecuada defensa.

En la primera fecha prevista para el juicio, cuando Mr. Dorda llegó a la corte, el juicio fue aplazado debido a esto. Pero la segunda fecha prevista para el juicio, su abogado no habían recibido todavía la carpeta con el caso contra el Sr. Dorda, ni él se había encontrado con él. Y por lo tanto el juicio fue pospuesto una vez más, el juicio se aplazó por tercera vez por la misma razón.

El Sr. Dorda posiblemente ha salvado su vida gracias a las muchísimas movilizaciones de sus familiares para que el mundo entero supiera lo que estaba ocurriendo y a pesar de que la información recorrió el mundo entero, ningún medio de comunicación grande se hizo eco de tamaña salvajada que aquí explicamos muy resumida.

Antes de la agresión de la banda de BilHaj bajo las órdenes del gobierno de ocupación, este hombre era fuerte y andaba erguido sin bastones..

Facebooktwittergoogle_plusmailby feather
, , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *