Hugo Chávez: acertado ante el respeto a la soberanía de Siria y a las decisiones de los sirios.

Hugo Chávez en rueda de prensa

Hace no tanto tiempo les escribía sobre la coherente y valiente actuación que tuvo  el líder político Hugo Chávez en relación a la brutal invasión militar colonial que sufrió Libia, invasión por tierra a cargo de los mercenarios de Al Qaeda, asesorados por los servicios de inteligencia occidentales, que marcaban también objetivos para los aviones,  e invasión por aire con un despiadado bombardeo del país. Sé que la memoria es floja y más en estos temas que exponen nuestras propias debilidades y, por qué no decirlo, nuestras propias miserias, que nos muestran que nosotros, los habitantes occidentales, dejamos mucho que desear en nuestra forma de ser y en nuestro propio pensamiento. Hoy Libia es un desecho de país donde reina la crueldad y la barbarie, ya pocos aquí hablan de ella, la olvidaron, no conviene recordarla, hay sentimiento de culpa.

¿Por qué Chávez fue coherente y estuvo acertado tanto en sus apreciaciones sobre Libia como también sobre Siria? La respuesta es clara:

Lo fundamental es que individuos como Chávez estaban bien “entrenados” para reconocer patrones, para juntar diferentes elementos de información, para analizar críticamente acontecimientos sobre el terreno en el contexto de acciones y proclamaciones pasadas, y para situar acontecimientos aparentemente azarosos en una imagen coherente. En el caso de Libia Chávez estuvo acertado en ver que EE.UU. buscó la primera oportunidad para intervenir militarmente, y él correctamente se opuso a eso y fue consistente sobre ello desde el principio. Chávez estuvo acertado incluso cuando aquellos que debían haberlo sabido mejor afirmaron que los EE.UU. no iban a intervenir militarmente. 1

Chávez, además de ser coherente y lúcido, fue honesto, algo extrañísimo en el mundo de la política y de la economía en nuestros países occidentales, tan extraño que no recordamos un presidente o una personalidad como Chávez en nuestros países. Algo que nos debería hacer recapacitar mucho sobre nuestra sociedad y sobre nosotros mismos.

Para quien quiera ver la postura que mantuvo el presidente venezolano con respecto a la agresión colonial a Libia y cómo fue por ello duramente criticado en occidente, especialmente por la denominada izquierda, la patética izquierda occidental, les vuelvo a remitir al informe que en su día elaboré y del que les dejo el siguiente enlace:

 

La postura de Hugo Chávez ante el ataque a Libia: la que debió tener la izquierda occidental y no tuvo

 

Respecto al ataque que sufrió Siria, similar en el fondo y en la forma al llevado a cabo contra Libia, Chávez volvió a ser muy claro, exponiendo la situación de forma apropiada y acertada. Condenaba con pesar tal agresión, indicando como se vulnera la soberanía e independencia de los países y como se lleva a cabo de forma violenta utilizando el terrorismo a sueldo, el terrorismo mercenario; terroristas a sueldo de dinero extranjero a los que la prensa y la izquierda occidentales apodaban cínicamente “rebeldes” y “luchadores por la libertad o la democracia”.

Seguimos lamentando las agresiones contra Siria y contra el mundo, contra los pueblos del mundo, y la presión del Gobierno de los Estados Unidos y de muchos gobiernos europeos, desconociendo la soberanía de un pueblo como el pueblo sirio. Reconocemos la firme y valiente posición del Gobierno ruso, del Gobierno chino y de los gobiernos del ALBA, la Alianza Bolivariana, y de muchos otros gobiernos del mundo. Pero seguimos pendientes de esa situación y desde aquí enviamos nuestra solidaridad al pueblo sirio, al presidente Bashar al Assad. Exigimos y pedidos que cese la agresión, ¡que es armada!, no solo diplomática. Armada, infiltración armada, mercenarios, terrorismo para justificar. Es el mismo formato que aplicaron a Libia, al pueblo libio, al gobierno del expresidente fallecido, asesinado, Muamar al Gadafi. Es el mismo formato y eso no se puede tolerar por nada. No puede haber ninguna razón para esto, pero ninguna, ni una, ni una sola. 2

Sobre el carácter de estos “rebeldes” y de esta “rebelión” pueden ver la necesaria e importante información de estos enlaces:

 

Las revueltas en Siria no son ni fueron una rebelión popular ni pacífica

 

Escuchando a los rebeldes en Siria

 

Al mismo tiempo que denunciaba y mostraba la barbarie de Siria, Chávez lo hacía también sobre Libia, haciendo gala de nuevo de entereza, rigor, valentía y humanidad, algo de lo que en Europa y en América del Norte tanto carecemos y tanto se echa en falta

Yo no sé…, yo no sé si, si alguien, racionalmente en este mundo, puede estar de acuerdo, dije racionalmente, con lo que ocurrió en Libia, por ejemplo. Una cosa horrible, una cosa bárbara. Yo recuerdo mi última pasada por Trípoli, fui buen amigo, se sabe, de Muamar al Gadafi, que fue asesinado, ¡asesinado!, además casi que por televisión, lo torturaron, y luego vino la Secretaria de Estado: “vini, vidi, he died”, asco. Por eso yo digo, ¿alguien racionalmente en este mundo o mejor dicho, humanamente en este mundo pudiera estar de acuerdo con eso por el amor de Dios? Si fuera así, ¿en qué humanidad estamos viviendo? ¿Dónde está la humanidad?, ¿dónde está lo humano? Porque se podrá estar o no de acuerdo con un país, con un presidente o con quien sea. Pero matar a miles y miles de seres inocentes, para matar al presidente, como lo mataron al final, él escogió morir. 3

¿Alguien con un mínimo de cordura y de humanidad puede sostener y defender lo que se hizo en Libia? ¿Alguien puede no sentir asco o repugnancia ante la psicópata que era Secretaria de Estado, Hillary Clinton, celebrando con alegría la macabra, cruel e injusta muerte de un anciano  querido muy especialmente en  su país, Libia? Vean este bochornoso y criminal comportamiento de la dirigente de los Estados Unidos: Hillary Clinton.

Sobre Gadafi pueden consultar el artículo del que les hablaba anteriormente en relación a la postura de Hugo Chávez ante el ataque a Libia.

Volviendo al comentario previo del presidente de Venezuela: ¿se puede estar de acuerdo con semejante, semejante barbaridad?, ¿dónde está la humanidad?, ¿perdimos la humanidad y ya todo vale, nada importa, no hay ningún valor? Peligroso, peligrosas conclusiones, incluso para quienes han promovido toda esta violencia exagerada y extrema, porque si todo vale, todo podemos hacer también con ellos, no se les olvide, pues no viven en otro mundo.

Este tema yo la lo expuse a raíz de la cruel y despiadada muerte, asesinato, del presidente libio Muamar al Gadafi:

Muamar Gadafi llegó al poder en Libia tras participar en la revolución de 1969 que acabó con el régimen colonial del Rey Idris I, y, como saben, murió, en realidad fue asesinado, el 20 de octubre de 2011, hace un año. Su muerte, su linchamiento, fue emitida por todos los canales televisivos y por toda la prensa corporativa. Su muerte fue celebrada con júbilo por la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton.
Una profesora de instituto, ante esta muestra gratuita de barbarie, se preguntaba cómo les iba a educar a los jóvenes ahora acerca de los valores de la no violencia. Difícil. Visto lo visto, los jóvenes, que no son tontos, habrán sacado unas conclusiones obvias: la violencia es válida si me favorece, si da provecho y elimino a mis enemigos. En realidad ese es el mensaje lanzado por esos medios de comunicación, aunque comuniquen poca información fiable y verídica; medios corporativos, porque pertenecen a las grandes corporaciones, a las transnacionales, y, como ellas, carecen de las más elementales reglas de ética o honestidad. Solo el beneficio cuenta, solo el provecho propio. La codicia con la decencia y el rigor siempre se llevaron mal, por eso es prácticamente imposible encontrar periodismo serio y humano en esos medios.
Muamar al Gadafi: luces y sombras

Y continúa Hugo Chávez haciendo la misma pregunta, pero ahora enfocándola a Siria.

Yo digo esto porque ahora pregunto, ¿será que hay alguien  humanamente, humano, permítanme esa expresión, qué esté con la agresión a Siria ahora? Tú me preguntas que si nosotros vamos a intervenir en la crisis de Siria. No lo sé, ojalá pudiéramos hacer algo. Pero, ¿qué puede hacer un país como Venezuela? Qué bueno, ayer le decía yo a Vladimir Vladimirovich qué buena la posición de Rusia en el caso de Siria, y la posición de China, que no igual en el caso de Libia, lamentablemente. Ahora, en esta crisis, por usar la palabra que tú usabas, Newton, Lucía no…, Paola, Newton [la periodista de la CNN que le preguntó en la rueda de prensa], Newton, crisis provocadas, planificadas y provocadas, planificadas y provocadas, es decir, producidas desde fuera. Eso lo ha estado diciendo el Gobierno ruso en distintas ocasiones, ahora, en el caso de Siria. Es muy lamentable. 3

Saca aquí a relucir la postura  bastante equivocada, cuando menos, de Rusia y China, que no mostraron un excesivo entusiasmo en el apoyo a Libia. Seguramente porque no les interesaba tampoco demasiado que el proyecto de Gadafi de un África independiente y fuerte, política y económicamente, se materializase. Seguidamente recalca que la crisis en Siria, como también en Libia, fue provocada y planificada, desde el exterior, claro. No tuvo que ver nada con ninguna revuelta popular, que nunca existió, como se puede ver en los enlaces de Siria y Libia que ya les he mostrado.

El líder venezolano insiste, con suma razón, sobre que hay que respetar la soberanía de los países, ¿les gustaría a los estadounidenses que desde China atacasen e invadiesen su país porque a los dirigentes chinos no les gustaba el presidente que habían elegido los norteamericanos? En modo alguno lo admitirían, y a todos nos parecería disparatado. Entonces apliquemos esto a Libia o Siria, donde no existía ninguna dictadura, aunque los medios de comunicación les mintiesen abundantemente sobre este asunto.

 

 Una comparativa entre la democracia en Libia durante la época de Gadafi y la de España

 

Una vez asumida la ilegitimidad de un líder

 

Chávez expone también muy certeramente la hipocresía y las mentiras occidentales sobre un mundo en armonía, en paz, sobre las supuestas manifestaciones de buena fe de la cumbre del 2000, viendo y enseñando la cruda realidad mundial, donde ahora más que nunca la falta de respeto a la verdad, a la ley y a los demás seres humanos se ha extendido por todo el planeta.

Nosotros tenemos que apoyar la soberanía de los pueblos Paola, Siria es un país soberano, por el amor de Dios, como lo es Libia, como lo es Venezuela, como lo es Estados Unidos, como lo es cualquier país de este mundo. Ah, no estamos de acuerdo, tiene que estar de acuerdo con lo que piense tal y cual, y si no lo bombardeamos o los desestabilizamos. No, eso no puede ser, es lamentable que el mundo haya entrado en una nueva era imperial, la nueva era imperial. Yo recuerdo la cumbre del 2000, la cumbre del milenio y todas aquellas manifestaciones de buena fe de todos los gobiernos del mundo, nosotros, los pueblos del mundo, el siglo XXI, le damos la bienvenida a la paz, a la armonía mundial, y mira, qué lamentable, qué lamentable, ahora, la causa es una, el imperialismo, el imperialismo, y ojalá que la mayoría del mundo se dé cuenta de esto, claro, hay un tratamiento mediático terrible, terrible, terrible. Mire lo que hicieron en Libia, simularon la Plaza Verde, ¿tú sabes eso? la Plaza Verde la montaron en Doha, y hasta un actor simulando ser uno de los hijos de Gadafi, ¿te acuerdas Nicolás [Maduro, el actual presidente de Venezuela]? Qué cosa, y bombas, y bombas, y bombas, y ahora los drones, aviones no tripulados, que les lanzan bombas a niños, a inocentes, a todo el mundo, es una locura, una locura. 3

Desde los gobiernos, como el español, y los medios de comunicación occidentales , y desde la misma izquierda, también occidental, se ha estado apoyando a las organizaciones terroristas que atacaban a Siria, como también lo hacían en Libia, y descalificando al verdadero gobierno legítimo elegido muy mayoritariamente por los sirios.

Por supuesto que nosotros reconocemos al Gobierno sirio, ¿y a quién quieres que reconozcamos?, ¿a los terroristas esos que están matando gente, tomando ciudades, lanzando bombas? Y es triste saber, leer y tener evidencias que hay gobiernos europeos que reconocen a los terroristas, qué cosa, ¿no? Que reconocen a los terroristas y se reúnen con los terroristas, y les financian y les envían dinero y armasss [lo recalca], qué cosa, vale. Y cuando digo Europa también digo Estados Unidos. 4

A su vez, ese Gobierno, el sirio, hizo y ha hecho reformas muy importantes en el país, preocupándose realmente por la gente de allí, muy al contrario que nuestros gobiernos europeos o que el gobierno de EE.UU.. No se entiende, por tanto, como la izquierda apoyó el ataque de estos mercenarios, que trabajaban para los intereses de las corporaciones occidentales, contra el gobierno de Siria y contra Siria en sí. No se entiende desde un punto de vista moral, aunque sí desde uno venal, la venalidad y también la complicidad en crímenes contra la humanidad en las que vive la izquierda. Sigan estos enlaces para saber de qué les estoy hablando:

 

¿Por qué la izquierda apoya el ataque a Siria?

 

La tragedia de la izquierda

Bueno, ¿y cómo no apoyar el Gobierno de Bashar al Assad?, si es el Gobierno legítimo de Siria, ¿cómo no apoyarlo?, ¿a quién apoyar?, ¿a los terroristas?, ¿a los que llaman, cómo les llaman, Consejo de Transición, no sé que más, que andan matando gente por todos los lados? Yo no entiendo como algunos gobiernos que se dicen serios en Europa, reciben y se reúnen con los terroristas y desconocen al gobierno legítimo de un país. Por eso nosotros, claro, que nosotros seguiremos apoyando al Gobierno legítimo y único que tiene Siria, y abogamos por la paz en Siria, por la paz en el mundo. El presidente Al Assad ha hecho un gigantesco esfuerzo, para hacer concesiones, cambios constitucionales, llamaron a elecciones, pero nada de eso vale, para los que quieren derrocarlo y eliminarlo, como hicieron con Gadafi. ¿Por qué?, la geopolítica imperial. Veamos el mapa, pues, el mapa, hay que ver lo que significa Libia, en el centro-norte de África, grandes reservas de petróleo, grandes reservas de agua, el Mediterráneo central y, además, la tarea que estaba haciendo Libia por la unidad del África, ¿ustedes saben algo de eso?, ¿alguien ha estudiado lo que Libia, el Gobierno de Gadafi, hizo durante años por la unidad del África y apoyando a los países más pobres del África?, ¿alguien ha estudiado esto? ¿Y cómo era el nivel de vida del pueblo de Libia?, ¿alguien ha estudiado eso? Yo los invito a que estudiemos eso. Yo recuerdo mi viaje por Trípoli, salíamos a caminar [gesto indicando que caminaban tiempo y tiempo], igual por Damasco, recuerdo al presidente Bashar, él manejando, yo al lado de su esposa, Nicolás, y recorríamos kilómetros y kilómetros. 3

Chávez con buena vista se centraba, como nos hemos centrado nosotros también, en la denominada izquierda europea. Viendo la gran decadencia y degeneración a la que ha llegado este espectro de la política que supuestamente debería mirar por el bienestar y la concordia de todas las personas del mundo. Ya vemos que en realidad no mira siquiera ni por las de su país, mostrando solo celo por ocupar cargos y vivir del cuento, pero, eso sí, haciendo además mucho mal y causando mucho dolor por todo el mundo. El presidente venezolano, muy oportunamente, pide una reflexión a los habitantes occidentales.

Los gobiernos que están empeñados en derrocar a Bashar al Assad, sin medir las consecuencias, uno de ellos Francia, por cierto, lamentablemente. Hubo un cambio de gobierno, el pueblo francés se expresó libremente en las urnas y eligió un gobierno.., de izquierdas es, ¿no?, de izquierdas, ¿no?, el partido socialista, ¿no?. Está bien, el socialismo es de izquierda, ¿no? Y, sin embargo, el nuevo Gobierno francés parece que incluso con superior saña que el anterior está empeñado en derrocar al gobierno de un país soberano. ¿Pero qué es eso chicos? Es una reflexión que los pueblos de Europa deberían hacerse. 4

Recuerda seguidamente que el sentimiento de superioridad de los europeos, o de los norteamericanos, sobre otros continentes todavía perdura. El racismo, junto con el clasismo, siguen siendo males endémicos nuestros. En nuestro país existe el clasismo, que nosotros trasladamos en racismo hacia los habitantes de los países de América Latina, Asia o África. El sentimiento de superioridad occidental no está en absoluto justificado, porque occidente se ha impuesto mediante la violencia, no mediante la convicción, además, sus sociedades tienen muy serios problemas y no son nada ejemplares.

Esa élite europea, élite política y económica que parece no lograr todavía, a pesar de los años que han transcurrido, desprenderse de la idea imperial. Se creen superiores a nosotros. Se creen con  derechos divinos incluso de imponerles gobiernos a los pueblos árabes, a los pueblos africanos, a los pueblos latinoamericanos. ¿Qué cosa es esa? Oye, ¿cuántos problemas tiene Francia ahorita?, ¿cómo está ahora el desempleo ahorita en Francia Ramón? El desempleo, las empresas quebrando, los bancos saqueando a los pueblos y, bueno, claro que el de Francia no es el peor de los casos, el peor es el español, el portugués, digamos la parte más pobre de la Europa, (…), incluso nosotros vimos con interés, con atención el modelo europeo y se presentaba aquí como…, bueno sí, el modelo europeo. Yo siempre he sido renuente y he rechazado la pretensión de copiar modelos, y menos europeos, menos del norte, recordando al sabio Simón Rodríguez, no debemos seguir copiando modelos, o inventamos o erramos. Bueno, pero todo aquello de la moneda común, la Europa unida y fíjate. Europa, ¿cuánto tiempo tiene la Unión Europea? Varias décadas, cerca de medio siglo, pero en medio siglo la Unión, la llamada Unión Europea no logró una estrategia que si no elimina, si no eliminará, al menos hubiese reducido las grandes asimetrías entre una Europa rica y una Europa pobre, y ahora es la Europa pobre la que está sufriendo, claro, la crisis. No son Francia y Alemania los que más sufren, los pueblos…. Países como España, bueno, están sufriendo el impacto crudo, casi demoledor de la tremenda crisis del capitalismo europeo y del modelo europeo. Entonces deberían, digo yo, el Gobierno de Francia debería preocuparse más por los problemas de Francia y por acompañar al mundo en la búsqueda de las soluciones a problemas gravísimos como el cambio climático, la miseria, el hambre, buscar tecnologías para incrementar la producción de alimentos, por ejemplo. 4

Y una persona tan sensata y tan sabia como fue el presidente de Venezuela Hugo Chávez no podía finalizar sin volver a pedir una seria reflexión a nosotros, los occidentales. ¿Por qué permitimos que nuestros dirigentes políticos y económicos arrasen y destruyan países, maten a infinidad de personas y arruinen la vida de tantas más? ¿Por qué?. ¿Por qué permitimos que vivan en un lujo extremo mientras nosotros mismos apenas sobrevivimos? ¿Por qué permitimos unos medios de comunicación que nos mienten una y otra vez, causando verdaderas tragedias, para contentar los intereses de sus dueños, las grandes corporaciones? ¿Por qué no reaccionamos ante todo esto que claramente destruye nuestras vidas y las de muchas otras personas a lo largo del mundo? ¿Por qué no salimos de nuestro aturdimiento, de nuestra soberana estupidez y empezamos a aprender de otras personas que viven en países lejanos, con culturas diferentes pero con similares deseos y necesidades? ¿Por que no escuchamos a los sirios, a los libios, a los egipcios o al pueblo o país que sea en vez de ponernos a hablar en su nombre perjudicándolos gravemente?

Por eso digo yo, ojalá los pueblos de Europa sigan despertando y se den cuenta de la realidad, y exigan a sus gobienos el respeto a la paz internacional, el respeto a los derechos humanos, el respeto a la soberanía de las naciones, Ramón, eso es sagrado. Y cuando digo Europa también digo Estados Unidos, ojalá los pueblos del norte despierten, despierten y se liberen del opio con el que los bombardean a diario a través de los medios de comunicación y el modelo cultural que allí impera, ojalá.

 

Nosotros compartimos la posición de Rusia, de China, países aliados nuestros, amigos, que se respete la soberanía de Siria. Y que si en Siria hay problemas, que sean los sirios los que los solucionen y, además, de manera pacífica. Hay que condenar los hechos terroristas que sacuden al pueblo sirio, que no son lanzados, por supuesto, por el Gobierno de Siria, sino por grupos terroristas infiltrados, como ocurrió en Libia. 4

Ojalá algún día aprendamos y valoremos el importante legado que nos dejó Hugo Chávez, tanto intelectual como humano, ojalá algún día sea expuesto en escuelas, universidades y medios de comunicación. De otro modo ustedes mismos pueden ver cómo está quedando este mundo creado por los egoístas intereses de las corporaciones que pertenecen a las egoístas y poderosas familias que para ellas todo lo quieren.

 

Notas:

1. Maximilian Forte. Getting it right: Hugo Chávez and the “Arab spring”. Zero Anthropology, 14.4.2013.

2. Exigimos cese de las agresiones a Siria. Mensaje de Hugo Chávez desde La Havana. 3.03.2012. Enlace

3. Chávez le respondió a periodista de CNN sobre Siria. 9.10.2012. Enlace.

4. Venezuela reconoce al Gobierno Sirio. Tele Sur. 1/08/2012. Enlace

Facebooktwittergoogle_plusmailby feather
, , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *