¿QUE ISRAEL NO ESTÁ EN GAZA DESDE 2005?

¿QUE ISRAEL NO ESTÁ EN GAZA DESDE 2005?

Hay quienes dicen que Israel  ya no está en Gaza desde 2005.  Sin embargo, los israelíes tienen a los gazatíes, desde antes de 2005 y hasta ahora, acorralados como ratas. Aunque físicamente los Israelíes se fueron de Gaza, siguen estando en todo momento de la vida cotidiana. ¿De qué manera? Su presencia es el cerco total. El control aéreo, terrestre y marítimo (entre los recientes reclamos de Hamás figura, precisamente, el derecho a pescar siquiera 10 kilómetros en el mar), como también el control del agua potable, de la electricidad y de las señales de comunicación, todo está bajo control israelí. De modo que cuando los israelíes dicen que no tienen ingerencia alguna en Gaza, mienten.

En las elecciones del 2006, el partido Hamás ganó democráticamente a Al-Fatah, (heredero ideológicos de Yasser Arafat) para la gobernación en Gaza, aunque ya sabemos que eso de “gobernar” en Palestina tiene sus bemoles o es relativo o limitado. Pero esta victoria de Hamás no agradó a los sionistas, puesto que hasta ese momento estos se las arreglaban más o menos con los de Al-Fatah, la Autoridad Palestina en Cisjordania, ¿Y por qué no le agradó? Porque Hamás, desde su conformación, siempre fue más exigente que AL-Fatah. Hamás no tolera la ocupación y suele reaccionar ante la diaria provocación israelí. por eso es calificado de “intolerante” o “extremista”. Y así lo promocionan los propagandistas mundiales al servicio sionista, porque los israelíes consideran que la ocupación no es una agresión.

Cuando en agosto de 2005 Ariel Sharon ordenó evacuar a los colonos judíos de Gaza, mucha gente en todo el mundo creyó -entre ellos yo- que eso sería el inicio de unos diálogos de paz. Pero el acorralamiento y el control de toda índole nunca cesaron. Y ya sabemos, por datos registrados en la historia, que toda ocupación genera violencia. Al poco tiempo se comprobó que la intención de aquella evacuación fue otra: la operación Plomo Fundido, que entre finales del 2008 y principios del 2009 masacró a 1.450 palestinos, con bombas de fósforo blanco. De modo que la esperanzadora medida terminó en otra decepción. Fue una engañifa más del gobierno israelí.

Ahora Hamás y Al-Fatah, como palestinos, llegaron a ciertos acuerdos políticos. Y ello constituye una piedra en el zapato sionista. Razón por la cual, las fuerzas militares israelíes deciden proseguir con el trabajo sistemático de eliminar cada vez más palestinos y apoderarse de toda Palestina, como estaba y está, desde el principio de su creación, en los planes del sionismo. Porque el ataque de Israel a Gaza no es contra Hamás sino contra cualquier palestino, fuese combatiente, anciano o niño. A estas alturas ya suman unos 300 muertos y más de 1.500 heridos. En esa indiscriminada matanza, las bombas israelíes destrozan, de paso, hospitales, escuelas y barrios, hacienda polvo la cada vez más asfixiante economía de la empobrecida Gaza.

Pero los israelíes -aunque no todos, siempre hay excepciones- tienen la caradurez de manifestar que desean la paz y que los palestinos no la quieren. Y con esta artimaña siguen engañando a cada vez menos parte del mundo y carcomiendo, cada vez más, la vida palestina.

Ahora los israelíes anuncian la “intervención” terrestre, intervención que es, en verdad, invasión. No sabemos qué pasará. Pero algo es claro: sólo cuando Israel abandone los territorios ocupados dede hace 66 años (la más larga de la historia de la humanidad) podría hablarse de posibilidades de paz. Mientras tanto, quienes invaden posesiones ajenas no tienen autoridad moral para quejarse de las reacciones de los invadidos. Pero como los agresores tienen una poderosa fuerza bruta armamentística, a los palestinos no les queda, por ahora, más que resistir.

 

 

Facebooktwittergoogle_plusmailby feather
, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *