Propaganda de guerra en el Congreso de los Estados Unidos que puede desencadenar una guerra mundial

La Resolución 758 aprobada el 4 de diciembre de este año 2014 por la Cámara de los Representantes, el Congreso de los Estados Unidos, y que está pendiente de su aprobación también en el Senado, es uno de los panfletos de propaganda de guerra y mentiras más descarado, penoso y peligroso de las últimas décadas en la política internacional, y supone un grave riesgo de un confrontación militar que podría derivar en una guerra mundial.

Ya en su titular declara que el Congreso:

Condena enérgicamente las acciones de la Federación Rusa, bajo el presidente Vladimir Putin, el cual ha llevado una política de agresión contra sus países vecinos con el fin de la dominación política y económica. 1

Bien, decir esto es revertir la realidad, pues ha sido precisamente el poder estadounidense, acompañado con sus títeres de la Unión Europea, el que ha llevado a cabo esta política de agresión, derrocando a un gobierno democrático, promoviendo un golpe violento y antidemocrático, y utilizando además al fascismo para esta operación. Son los intereses de dominación política y económica de la grandes fortunas estadounidenses, intentando aislar y separar a Rusia de una relación natural con Europa occidental, los que han determinado la guerra de Ucrania

No es nada extraño que las mentes lúcidas y bien informadas de Estados Unidos condenen tal resolución. Ron Paul el excongresista y uno de los pocos políticos sensatos de ese país hablaba bien claro:

Hoy [4 de diciembre] el Congreso de los EE.UU. aprobó lo que yo considero uno de los peores documentos legislativos de la historia.

De hecho, el proyecto de  ley eran 16 páginas de propaganda de guerra que hubieran hecho incluso sonrojarse a los neocons, si fueran capaces de tal cosa. 2

Continúa  exponiendo el político estadounidense sus observaciones con cordura y lucidez, algo de lo que carece el actual poder político y económico de su país.

Estas son el tipo de resoluciones que yo he observado siempre atentamente en el Congreso, las que son declaradas como declaraciones de opinión “inofensivas” a menudo conducen a sanciones y a la guerra. Yo recuerdo en 1998 debatiendo enérgicamente contra la ley de Liberación de Irak porque, como yo dije en el momento, sabía que iba a conducir a la guerra. No me opuse a la ley porque fuese un admirador de Sadam Hussein -tal y como ahora no soy un admirador de Putin o de cualquier líder político extanjero- sino porque sabía entonces que otra guerra contra Irak no resolvería los problemas y probablemente haría ir las cosas peor. Todos sabemos lo que ocurrió después. 2

Ahora la situación no es muy diferente, con la salvedad de que el riesgo de guerra, que es evidente, puede tener unas consecuencias trágicas no solo para un país, sino para todos los países del planeta. Conviene que pensemos seriamente en esto.

Esto es porque me cuesta creer que se están saliendo con la suya de nuevo, y esta vez con incluso mayores riesgos:¡ provocar una guerra con Rusia que podría provocar una destrucción total! 2

La resolución, léanla, es un completo listado de falsificaciones y mentiras sin límite, culpando al rival precisamente de las culpas propias, de las enormes culpas de los dirigentes políticos estadounidenses. Paul Craig Roberts, el político y escritor norteamericano, es sincero sobre su gobierno político, el de los Estados Unidos, además del de sus servidores.

La resolución del Congreso contra Rusia es un paquete de mentiras, pero eso no impide que  la resolución sea aprobada con 411 votos a favor y 10 en contra.

El mundo entero debería tomar nota que los estadounidenses son capaces de elegir solo diez congresistas inteligentes. Diez personas de 435 es solo un 2 por ciento. ¡Y todavía Washington se declara a sí mismo ser el país “excepcional”, “indispensable” facultado para ejercer la hegemonía sobre el mundo!

Nadie debería de sorprenderse al ver a Washington, sus presstitutes[los medios de comunicación] y sus vasallos europeos usando las mismas mentiras propagandísticas contra Rusia y Putin como fueron usadas contra Iraq y Sadam Hussein, Libia y Gadafi, Siria y Assad, Afganistan y los Talibán, e Irán. 3

Del mismo modo Ron Paul muestra alguna de estas mentiras tan disparatadas de la resolución.

Si alguien cree que estoy exagerando  sobre lo mala que es realmente esta resolución, déjenme ofrecer solo unos pocos ejemplos de la misma legislación.

La resolución (párrafo 3) acusa a Rusia de una invasión de Ucrania y condena la violación de Rusia de la soberanía ucraniana. La declaración se hace sin ninguna prueba al respecto. Seguramente con nuestros sofisticados satélites, que pueden leer una matrícula desde el espacio, tendríamos vídeo y fotografías de esa invasión rusa. Ninguno ha sido mostrado. En cuanto a la violación de Rusia de la soberanía ucraniana, ¿por qué no es una violación de la soberanía de Ucrania por los EE.UU. al participar en el derrocamiento del gobierno elegido por ese país como hicieron en Febrero? Todos hemos oído las cintas de funcionarios del Departamento de Estado intrigando con el embajador de EE.UU. en Ucrania para derrocar al gobierno. Oímos a la Subsecretaria de Estado de EE.UU, Victoria Nuland, fanfarroneando de que habían gastado 5 mil millones de dólares para el cambio de régimen en Ucrania. ¿Por qué es esto correcto? 2

Pueden continuar leyendo la exposición de Ron Paul en su artículo, citando otros muchos más desatinos y barbaridades de la resolución. Del mismo modo pueden comparar lo que se dice en tal resolución, para lo cual les he dejado el enlace en la nota 1, con lo que realmente estaba ocurriendo y ocurre en Ucrania. Les vuelvo a dejar unos enlaces sobre el conflicto creado en esta nación:

Ucrania: el retorno del fascismo a Europa

Ucrania: una reflexión sobre una posible guerra en Europa

La OTAN prepara su ataque contra Rusia basándose en mentiras para justificar la guerra

La derrota del poder económico occidental en Ucrania será una victoria para todas las personas de bien

Crimea

Ucrania: otro ejemplo más de intereses e hipocresía de los medios de comunicación.

Las falsificaciones son tan grotescas, tan irreales, que causaría sonrojo y vergüenza ajena oírlas si no fuese porque se basan en la enorme ignorancia política e histórica de la población occidental, que entiende en sentido contrario lo que realmente sucede en Ucrania, en el sentido en que son adoctrinados y engañados por los medios de comunicación para que sintonicen con los intereses económicos y políticos de las grandes fortunas de occidente y no con los hechos que tienen lugar.

Los títeres [los políticos títeres de Ucrania al servicio de la potencia extranjera estadounidense, como el gobierno de Poroshenko instalado por Washington] atacaron a la población rusa de Ucrania en provincias que anteriormente fueron parte de Rusia, pero fueron unidas a Ucrania por los líderes soviéticos, cuando Rusia y Ucrania eran el mismo país. Los rusos, amenazados de muerte y con la prohibición de su lengua, naturalmente no querían ser las víctimas del gobierno títere de Washington en Kiev. Crimea votó para reunirse con Rusia, de donde vino, y así hicieron las provincias del este y del sur.

Washington y sus vasallos y presstitutes mintieron y describieron estos acto de autodeterminación como una invasión y anexión rusa. Rusia es falsamente acusada de tener tropas ocupando las provincias separatistas. 3

Todas estas mentiras, repito, conducen a una situación en verdad peligrosa, no solo para Rusia, sino para nosotros mismos, los europeos occidentales. Porque una guerra con Rusia, además de inmoral, injusta e injustificable, supondría la misma destrucción de Europa.

Probablemente la parte más problemática de esta resolución, sin embargo, es la declaración que “la intervención militar” por la Federación Rusa en Ucrania “supone una amenaza para la paz internacional y la seguridad”.  Tal terminología no es un accidente: esta frase es la píldora de veneno insertada en esta legislación a la que en el futuro seguirán resoluciones más agresivas. Después de todo, si aceptamos que Rusia supone una “amenaza” a la paz internacional, ¿cómo se puede ignorar tal cosa? Estas son las cuestas resbaladizas que conducen a la guerra. 2

Y no piensen que esto que advierte Ron Paul es alarmista e infundado. Miren a su alrededor y verán que mucha gente que les rodea ya empieza a ver a Rusia como a una amenaza, que si no le hubiesen parado los pies en Ucrania hubiese seguido adelante en Europa. Esto por supuesto es una invención, pero como saben, si mucha gente cree algo, por muy falso que sea, hay que tener cuidado. Porque esta gente justificará en el futuro una guerra de agresión de Estados Unidos contra Rusia, a la que verán, a la guerra, como que los Estados Unidos los está defendiendo a ellos de la “amenaza rusa” (por falsa e imaginaria que sea esta).

En otros artículos volveremos a hablar sobre esta postura de guerra de agresión del poder económico occidental, encabezado por el estadounidense, que se debe a que no pueden tolerar que otros, justamente, les están ganando la partida en el plano económico, político y social, sencillamente porque lo están haciendo mejor. Ante esto el poder económico occidental recurre a la violencia, y la población occidental, engañada por los medios de comunicación y las ONGs a sueldo de ese poder, sigue esta locura destructiva, que ha arruinando a los habitantes occidentales no solo en el plano económico, sino además en el moral y en el intelectual; convirtiéndolos en seres esclavizados fácilmente manipulables.

PS:

Otros artículos interesantes relacionados los tienen aquí:

Michel Chossudovsky. America is on a “Hot War Footing”: House Legislation Paves the Way for War with Russia?

Mike Whitney. Defending Dollar Imperialism

Notas:

1. 113th Congress (2013-14). H.S. Res. 758. Strongly condemning the actions of the Russian Federation, under President Vladimir Putin, which has carried out a policy of aggression against neighboring countries aimed at political and economic domination.

https://www.congress.gov/bill/113th-congress/house-resolution/758

2. Ron Paul. Reckless Congress declares war on Russia. http://www.ronpaulinstitute.org/. 4.12.2014.

3. Paul Craig Roberts. Russia has Western enemies, not partners.

http://www.paulcraigroberts.org/. 5.12.2014.

Facebooktwittergoogle_plusmailby feather
, , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *