Por el bien de los derechos humanos en Siria, no apoye la campaña de Amnistía Internacional

a_i_PORTADA

Sí hay salidas al laberinto en que han metido a Siria los servicios de inteligencia, los gobiernos, las corporaciones, los medios de comunicación y las mismas organizaciones “humanitarias” occidentales, como Amnistía Internacional. La salida es que las personas del mismo occidente repudien y rechacen a estas organizaciones y personas, por ser intrínsecamente dañinas para la paz, la libertad y los derechos humanos.
Este mismo año respondía a un lector lo siguiente en relación a aquellas personas que colaboran con determinadas organizaciones que supuestamente, pero no realmente, contribuyen a mejorar la situación de los derechos humanos en el mundo:
Para llevar a cabo cualquier acción es necesario saber qué se está haciendo. Así, hoy tenemos mucha gente solidaria, pero resulta que toda esta gente de buenas intenciones no está haciendo cosas realmente buenas. En realidad, sin saberlo, está haciendo cosas realmente malas. Vean los cooperantes con las organizaciones “humanitarias”, como Amnistía Internacional, HRW, MSF, etc. Pues estas organizaciones no están en verdad al servicio de la paz y de los derechos humanos, sino para ayudar a la agenda de las corporaciones económicas occidentales, que traen no la paz, sino la guerra, y no la justicia, sino la desigualdad y la explotación. Informémonos primero y luego actuémos, pues para hacer algo mal, en muchos casos mucho mal, es sencillamente mejor no haber hecho nada.
 
Para quien no es seguidor habitual de este blog y quiera entender esto que digo le recomiendo seguir este enlace: Amnistía Internacional y otras ONGs.
Bien, hoy en día, como en periodos pasados también, se tiende a actuar más por impulso que mediante un razonado comportamiento basado en un conocimiento suficientemente adecuado sobre lo que se hace. Las corporaciones, esos monopolios de poder en manos de unas pocas familias, conocen bien esto, de ahí que para favorecer y promover sus intereses no recurran a fríos argumentos económicos, sino que emplean los sentimientos humanos. Para eso crean y financian ese tipo de organizaciones apodadas como humanitarias. Estas servirán a sus intereses utilizando los derechos humanos como cobertura y como medio de movilizar a la población, pero para conseguir otros objetivos, que nada tienen que ver con los humanitarios, sino con los económicos y los políticos.
En este línea les muestro otra actuación más de Amnistía Internacional tratando de confundir y engañar a los habitantes occidentales sobre lo que realmente ocurría y ocurre en Siria, y de paso creando una cortina de humo para ocultar sus graves responsabilidades en lo sucedido en Siria, como las tiene en lo que aconteció y acontece en Libia, así como en tantos y tantos países; todos ellos, no por casualidad, rivales o enemigos del poder económico anglosajón.
De este modo, ahora Amnistía está distribuyendo un folleto* que titula como “Conflicto en Siria”, y que les he puesto su portada en el encabezado del texto.  Y en él piden su ayuda, indicando que: “te necesitamos para cambiar el mundo, aquí y ahora”. Sí que quieren cambiar el mundo, pero no se dejen engañar, porque si contribuyen a ello crearán un mundo todavía peor que el que tenemos y este se hará sobre el sufrimiento y muerte de muchísima gente a lo largo del mundo. Es el mundo que los dirigentes del poder económico occidental quieren, uno de un monopolio bajo sus manos en el que manejan a seres humanos y naturaleza a su antojo. Por supuesto, y como ya es habitual, en el folleto falsifican completamente lo que ha ocurrido y ocurre en Siria. Arremeten contra el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas porque este Consejo, muy a pesar de Amnistía, ha impedido que se llevase a cabo una actuación como la llevada en Libia, que la organización “humanitaria” deseaba. Equipara en su exposición al Gobierno sirio, un gobierno legítimo apoyado por la mayoría de la población siria, que ha evitado la muerte de muchísimas personas, la intolerancia y ha defendido los intereses de los sirios, con los mercenarios islámicos contratados por el poder económico occidental y las dictaduras del Golfo, junto con Israel, para destruir a Siria y llevar a cabo una campaña de crímenes y persecuciones pocas veces vistas, por su crueldad, en la historia. Comentan, además, que en España y en la Unión Europea se ha mirado hacia otro lado, cuando la realidad es que España 1 como la UE 2 han apoyado a estos fanáticos que han invadido Siria.
Para ver la actuación terrible, virulenta, falsa y también infame de Amnistía Internacional en relación a Siria les dejo estos enlaces:
Para comprender el respaldo de la población siria hacia su gobierno y hacia su presidente, Bashar al Assad, tan falsamente demonizados, tienen estos informes:

Why Syrians Support Bashar al Assad

Sobre la inexistencia de la revuelta popular en Siria:

Las revueltas en Siria no son ni fueron una rebelión popular ni pacífica.

Notas:
1. El Estado español se posiciona con los terroristas en Siria. Diario de Octubre. 13.01.2014.
2. Christof Lehmann. Fool me twice? EU´s and Turkey´s lies about buying oil from ISIS. nsnbc. 6.09.2014.
* La información que les muestro  sobre este folleto es fruto de la colaboración de seguidores como ustedes, gente preocupada por lo que ocurre en el mundo y a la que estoy enormemente agradecido, como es el caso de Jesús.
Facebooktwittergoogle_plusmailby feather
, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *