Perú. Después del fallo de La Haya se consolidará Alianza del Pacífico e inversiones chilenas

Piñera y Humala. Beneficiados con el show mediático de La Haya, su patriotismo se llama Alianza del Pacífico.

Yásser Gómez Carbajal
26 de enero, 2014
Fuente: Mariátegui

Desde un análisis económico -que es el que prevalece en los gobiernos – sobre todo neoliberales- y tomando distancia del alboroto  y del show mediático protagonizado por el gobierno peruano y la clase política, podemos asegurar que después de que se produzca el fallo en la Corte de La Haya sobre la delimitación Marítima entre Perú y Chile, nada cambiará en favor de las mayorías excluidas de ambos países, sino todo lo contrario, se afianzarán políticas exteriores como la Alianza del Pacífico que afectan internamente a sectores económicos desprotegidos.
 
Así como también se consolidarán los más de 14 mil millones de dólares invertidos por la clase empresarial chilena en nuestro país, gran parte de los cuales son monopolios.
 
Pero entonces ¿Por qué tanto alboroto entre la clase política y sobre todo en el gobierno de Ollanta Humala?
 
¿Por qué el despliegue de la prensa a las ciudades de Tacna y Arica y el envío de reporteros a La Haya, Holanda? 
 
¿Realmente estamos a horas de que estalle una guerra como sucedió en el siglo XIX?
 
¿Disputa por los peces?
 
El territorio marítimo en disputa es una zona muy rica en peces. Cada cierto tiempo las autoridades marítimas chilenas arrestan a pescadores peruanos quienes por falta de equipos con tecnología que guíe sus embarcaciones o por la fuerza de la marea, cruzan con sus naves hacia mar (chileno) en disputa.
 
Esta zona (tanto en el mar como en la costa) está abandonada por el Estado peruano, incluso las últimas semanas en que han ocurrido detenciones de pescadores peruanos en Arica, el consulado y la cancillería de nuestro país los han dejado a la solidaridad de los pescadores chilenos y tampoco se han pronunciado ante las altas y abusivas multas que les han impuesto las autoridades del vecino país.
 
Asimismo, el más poderoso e interesado en que el fallo de La Haya sea favorable a Chile y que ha trabajado su lobby político, es el grupo Angelini (Corpesca) que en esta zona extraen anchoveta y jurel, y que representa el 30 por ciento del negocio total de la empresa.
 
Angelini controlan más del 51% del mercado a través de Corpesca en el norte y Orizon en la zona centro sur de Chile.
 
Hay que destacar que Corpesca ha sido cuestionado en su país por la entrega de dinero a una diputada, en medio de la tramitación de la nueva Ley de Pesca y por mover sus influencias en el Senado para favorecerse en proyectos de la industria pesquera. 
 
¿Unidad nacional o neoliberal?
 
En el caso del gobierno de Ollanta Humala (Perú) quien ha convocado a la “unidad nacional” apoyado por los medios de comunicación, toda la clase política, incluído; fujimorismo, aprismo e izquierda partidaria, etc.
 
La desesperación por levantar junto a los medios el tema del fallo de La Haya, es la misma desesperación para levantar su estrepitosa caída en las encuestas, que hoy bordea al 30% de aceptación a diferencia del más de 60% de inicios de su mandato.
 
El otro objetivo es convertir el diferendo marítimo con Chile, en un logro de su gobierno -ellos dan por descontado el fallo a favor de Perú- y en ese caso esperan, con el apoyo de los medios claro está, que sea una “guerra ganada” a Chile con lo que en el score de la historia nos pondría 1 a 1 (ya que no pudimos por las armas, reflexionará Ollanta), usando el lenguaje futbolístico.
 
Alan García (a la izquierda), Ollanta Humala (al centro) y Alejandro Toledo (a la derecha). Unidos por el Neoliberalismo… y la patria.
El discurso patriótico es solo una anécdota, pues el gobierno de Ollanta Humala, como los partidos de los presidentes que han gobernado los últimos veinte años; Alberto Fujimori, Alejandro Toledo y  Alan García han consolidado el modelo neoliberal que ha puesto la conducción de la economía en manos privadas, y sobre todo ha entregado los sectores extratégicos a las transnacionales, muchas de ellas chilenas.
 
Desde hace más de 20 años el Neoliberalismo ha colocado sobre las espalda de los peruanos las leyes de flexibilización laboral más extremas del continente, la criminalización de la protesta y de la sindicalización, el congelamiento de los sueldos en el sector público como privado.
 
Así mismo, la economía peruana tiene como base la exportación de minerales sin valor agregado y la propagandizada agroexportación que ha traido de vuelta el trato esclavizante a los trabajadores del campo, como en tiempos de los latifundistas. 
 
Bussines son Bussines
 
Más de 8 mil millones de dólares han invertido capitales chilenos en Perú desde el inicio del diferendo (2008) y más de 350 empresas chilenas tienen presencia en nuestro país hoy, según un informe del diario Financiero de Chile. 
 
Los principales sectores de esta inversión son: área de servicios, energía, industria y el sector agropecuario.
 
Hoteles cinco estrellas en zona turística del Cusco, en retail; Falabella, Cencosud y Ripley, en telecomunicaciones; Nextel Perú y Sonda, en importadores y consecionarios de autos; Derco, SK Bergé, Gildemeister, insumos agrícolas; Tattersall.
 
     LAN tiene el 62% del mercado aerocomercial en Perú ¿Preferirá la guerra o ganar más dinero con su monopolio?
 
En los sectores estratégicos están; transporte aéreo; Lan Perú (62% del mercado), agenciamiento marítimo; Agunsa, Saam, Ultramar, Inmobiliaria y Construcción; Paz, Besalco, Armas, Imagina, Salfacorp, en Industrial; Sigdo Koppers, Indura, Cap.
 
También en Energía; Copec (Terpel) y Lipigas (gas licuado de petróleo residencial e industrial, posee una red de distribución que abarca a más del 90% de la población de Perú) , Agroindustria; Verfrut y Verfrut, en forestal;  La Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC), AFP Habitat (hasta enero del 2015 única AFP que recibirá 700 mil nuevos afiliados, obligados por ley afiliarse al sistema privado).
 
693 millones es el patrimonio que administra la Sociedad Administradora de Fondos de Inversión (SAFI) LarrrainVial en Perú.
En este contexto, no queda duda de la habilidad de los Estados peruano y chileno de llevar el diferendo marítimo y las relaciones económicas por cuerdas separas, porque de esta manera han podido dar rienda suelta al show mediático de la unidad nacional y al patriotismo para mejorar niveles de aceptación en sus respectivas poblaciones, mientras que los negocios -sobre toda la inversión chilena en Perú- siguen en aumento.
 
Eso lo confirmó el Ministro de Hacienda de Chile, Felipe Larraín, en diciembre pasado en Santiago, durante un seminario sobre la Alianza del Pacífico : “Yo pienso que no afectará la relación comercial y el flujo de inversiones entre ambos países, creo que la relación que hemos construido con Perú es más fuerte que lo que pueda ocurrir con el fallo de La Haya”.
 
Que Haya la Alianza del Pacífico
 
Después del fallo de La Haya, esta fructífera relación comercial entre Chile y Perú no se quedará ahí, sino que se consolidará con la Alianza (neoliberal) del Pacífico que además está conformada por Colombia, México y promovida por EEUU para confrontar al ALBA, CELAC, UNASUR y Mercosur.
 
En eso coincidimos -como pocas veces- con el escritor peruano Mario Vargas Llosa quien en entrevista a rpp.com.pe señaló que: “sea cuál sea el veredicto de la Corte, tanto Perú como Chile tienen una oportunidad para consolidar la Alianza del Pacífico. 
 
Peruanos residentes en Chile realizaron acto cultural por la “hermandad” entre ambos pueblos, en desacuerdo con enemistad promovida por clase política. (Foto: theclinic.cl)
 
“A partir de ahora la Alianza del Pacífico tiene un gran futuro y será uno de esos acuerdos que va a funcionar e impulsar la integración económica, social y política de la región”, agregó el autor de “Conversación en la Catedral.
 
Entonces, después del fallo de La Haya la única guerra que habrá – en el mejor de los casos, si se le puede llamar así- será la disputa entre empresarios peruanos y chilenos, en ver quienes inviertirán más en su respectivo país vecino, empujados por una Alianza del Pacífico que forma parte de una estrategia continental de EE.UU, que pretende la desprotección total de las economías.
 
Por eso, al amanecer del día martes 28 de enero nada cambiará en favor de las mayorías excluidas en Perú y Chile.
 
 
* Yásser Gómez Carbajal. Periodista. Editor de Mariátegui. La revista de las ideas.

.

Facebooktwittergoogle_plusmailby feather
, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *