La familia Issawi, perseguida por la ocupación israelí

Freedom_for_fa4d-883d0

Fuente: http://www.michelcollon.info/ Alex Anfruns

El 29 de diciembre de 2013, Sammer Issawi fue liberado después de una larga e intensa campaña mundial por su liberación. Ahora su hermana Shireen Issawi, abogada en Jerusalén, ha sido detenida sin cargos y trasladada a la prisión israelí de Hasharon.

Comencemos recordando brevemente la trayectoria de Samer Issawi. De hecho, Samer era un prisionero que ya había sido liberado en 2011, en el marco del intercambio de prisioneros palestinos por el soldado israelí Gilad Shalit . En julio de 2012 fue hecho prisionero de nuevo, lo que le llevó a tomar la decisión personal de iniciar una huelga de hambre histórica, que abandonó después de nueve meses, cuando fue hospitalizado en estado crítico.

Desde el 6 de marzo, su hermana, la abogada Shireen Issawi, permanece detenida sin cargos, y a sus abogados se les niega el acceso a sus archivos. Se encuentra detenida junto a otros seis abogados, entre ellos, los otros dos hermanos de la saga Issawi, Shadi y Medhat. Shireen es una reconocida abogada, habitual defensora de prisioneros palestinos, tal como hizo para su hermano Samer durante su detención y huelga de hambre. Bajo la ley militar israelí, los palestinos pueden ser interrogados por un periodo de 90 días, sin acceso a un abogado durante los primeros 60.

Shireen Issawi ha podido hacer público un mensaje en el que se muestra muy sorprendida por la actuación de las autoridades israelíes contra los abogados palestinas. Shireen ha subrayado que los abogados palestinos proporcionan asesoría jurídica a las personas sin violar las normas, ni de ética de la ley, ni de la profesión.

Ahora el hermano lucha por los derechos de la hermana

Ahora pues, se han invertido los papeles y es su hermano Samer quien lucha por los derechos de su hermana y del resto de prisioneros políticos palestinos. En un comunicado hecho público el pasado lunes 7 abril, se preguntaba: “¿Podría ser que la ocupación estuviera llevando a cabo un acto terrorista contra los derechos de los abogados de la ciudad de Jerusalén mediante su detención, para que no cumplan su deber hacia a su propio pueblo, representarlo ante los tribunales y dar seguimiento a los asuntos de los prisioneros palestinos, que sufren terriblemente por la presión continua que se ejerce sobre ellos por parte de las autoridades penitenciarias israelíes?”.

Continuaba asegurando que : “Estos abogados son los que informan a las organizaciones de derechos humanos, a nuestro pueblo y a los defensores de la libertad en el mundo, y los que exponen las prácticas contra los presos. Hoy estos abogados están pagando el precio con su libertad, para que la verdad no se pueda difundir y que la ocupación no sea expuesta a la luz del día.”

“Hoy, todos nosotros -el pueblo de Palestina y las personas defensoras de la libertad en el mundo – tenemos que estar al lado de los abogados Shireen Issawi, Nadim Gharib, Amjad A- Safadi, Mahmoud Abu Snena, Omar Skaf, Medhat Issawi y Shadi Issawi, porque estar a su lado es estar del lado de la justicia y la verdad, y pedimos a todos los abogados del mundo que apoyen a estos abogados, porque no es aceptable que este acto de terrorismo se cometa contra ellos, mientras sus colegas y los defensores de la libertad en el mundo estén en silencio. Alcemos bien alto nuestras voces.”

En opinión de Samer, “todo esto se hace para aterrorizar a los abogados y para obligarles a que no se comuniquen con los prisioneros y que no expongan la verdad sobre la ocupación. Este es otro de los juegos que se practican en el teatro de la ocupación.”

Duras condiciones de cautiverio

Las condiciones de cautiverio en la prisión de Hasharon, donde se encuentra recluida Shireen Issawi, dejan mucho que desear debido a las duras interrogaciones que sufren las prisioneras por parte de las autoridades penitenciarias, a las negligencias médicas y al frío dentro de las celdas.

A finales de diciembre Fouad Khuffash, director de Ahrar, el Centro de Estudios sobre los Prisioneros y los Derechos Humanos en los territorios palestinos, definió la situación en la prisión de Hasharon como catastrófica. También declaró que la mayor parte de las mujeres detenidas en Hasharon padecían enfermedades y necesitaban tratamiento urgente.

 

Según un informe de marzo de 2014 de Adameer, la Asociación de Derechos Humanos y Apoyo a los prisioneros, se calcula que el número de prisioneros políticos palestinos en las cárceles israelíes asciende a 5.224 en Cisjordania, Jerusalén y Gaza, dispersados ​​en diecisiete centros de detención y cárceles de Israel.

Fuente: Setmanari La Directa

 

 

Facebooktwittergoogle_plusmailby feather
,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *