Europa, campo de batalla de EEUU

740495_531616816863232_1971068655_oPor: Pablo Ruiz*

Hace tiempo que pasó a la historia el que fuera por mucho tiempo el primer mundo: Europa.

Antes, los europeos miraban bajo el hombro a Latinoamérica creyendo que todavía éramos colonias donde EEUU, el hermano mayor, decidía todo por nosotros. Hoy, con UNASUR y la CELAC, América Latina tiene hace rato su voz propia.

Sin embargo, lo mismo, no pueden decir los europeos. Muchas de las decisiones políticas se toman en Washington DC, EEUU.

Poco a poco, el “estado de bienestar” que alguna vez tuvieron, en varios de sus países, se va perdiendo por las políticas neoliberales que EEUU impuso a sus “socios”.

El sueño de una Unión Europea fuerte nunca ha sido. El costo de hacer todo lo que quiere EEUU ha sido muy caro para su progreso y su mismo bienestar.

La abogada española Purificación González, de la organización Ojos para la Paz, nos dice que “Es difícil que la relación con EEUU pueda producir beneficios a país alguno ya que, como es sabido, sólo se acercan a otros en interés propio, siempre para obtener, y no para dar”.

“EEUU tiene en España cerca de 20 instalaciones militares. Las más conocidas son las Bases de Rota y Morón, que son utilizadas para atacar a otros países, y también para realizar expolios arqueológicos, entre otros delitos. La Base de Rota, en la que se encuentra el escudo antimisiles, ha provocado una alta contaminación radiactiva en la Bahía de Cádiz y la mayor incidencia de cáncer de toda España, lo que resulta imposible de denunciar por la complicidad de todos los poderes fácticos”, señala González.

Arévalo Méndez, Embajador de Venezuela en Chile, en un foro público, comenta que al final de la Segunda Guerra Mundial “Europa tuvo que decidirse entre EEUU o la URSS. Europa, como siempre perdida en el espacio, se decidió por el que consideraron menos malo. Ellos pensaban que iban a estar mejor con EEUU que con la Unión Soviética. Sin embargo, cuando cayó la URSS quedaron los europeos, sin la protección de Rusia, con una Europa pisoteada y ocupada por la OTAN. El mundo que existió antes de la caída de la Unión Soviética estuvo definido por EEUU y Rusia. Europa no contó para nada, como no cuenta ahora para nada”, dice Méndez.

La periodista Telma Luzzani, indica en su libro “Territorios Vigilados” que “Sin la URSS, EEUU cumplió el sueño de ser la primer potencia global en la historia y de tener el campo libre para imponer, sin fronteras, el american way of life (libre mercado y democracia representativa), en el resto del planeta”.

Luzzani recuerda que a la caída del muro de Berlín el Presidente Bush I se había comprometido con Gorbachov -quien había permitido que Alemania unificada se aliara con EEUU- de que Washington no extendería los límites de la OTAN más allá de la frontera de Alemania Oriental. Sin embargo, esa promesa no se cumplió y la OTAN se expandió a zonas que antes habían sido de la influencia soviética sin siquiera discutir el asunto en el Consejo de Seguridad de la ONU donde tendría un claro veto de China y de Rusia.

En este contexto, EEUU llevó de la mano a Europa a la guerra en Bosnia y Herzegovina, en 1995, y a la guerra de Kosovo, en 1999, entre otras.

En el 2003, 54.000 militares norteamericanos, instalados en bases europeas, fueron movilizados a la guerra en Iraq.

“Las bombas -señaló entonces Hans Lammerant- no caen en Europa, sino a varios miles de kilómetros de distancia en Iraq y Afganistán. Sin embargo, se lanzan desde Europa”.

Como sea la guerra no ha sido un buen negocio para los europeos. En la actualidad, el golpe de estado sucedido en Ucrania y la guerra que se vive ahí, financiada por EEUU, ha afectado la estabilidad de la Unión Europea.

No es extraño por lo tanto ver, en febrero pasado, los esfuerzos que han hecho Alemania y Francia en la búsqueda de un acuerdo, entre las partes involucradas en el conflicto, y que detenga la guerra y sus consecuencias que traspasan las mismas fronteras de Ucrania.

Para Arévalo Méndez, EEUU llegó “al extremo de poner en Ucrania un gobierno neonazi. El mismo presidente Poroshenko viene de estos grupos neonazis que tienen asustada a Europa desde hace 15 años. La respuesta de Putin ha sido la respuesta que merece todo imperio: tú a tu casa yo a la mía”.

La militarización de Europa

De acuerdo a información pública en Europa hay unas 480 bombas nucleares «tácticas» instaladas en bases en Bélgica, Alemania, Italia, Países Bajos, Turquía y Gran Bretaña sin contar con las cabezas nucleares de las que disponen los submarinos.

En Bélgica, por ejemplo, en la base aérea de Kleine Brogel, desde 1963, se estima que hay entre 10 a 20 cabezas nucleares estadounidenses, equivalente cada una a más de 10 bombas de Hiroshima. Y es en este país, desde 1966, la OTAN instaló su sede principal en Bruselas y su más alto mando militar en Mons.

Patricia León, residente en Bélgica, dice que “Vemos con inquietud que la OTAN se desliza desde una concepción defensiva, contra el bloque del Este, hacia una concepción más ofensiva y, con ello, arrastra al Estado belga cuyo actual gobierno, una coalición de derecha liberal y derecha nacionalista, tiende a implementar una política atlantista alejada del multilateralismo de la ONU. Bélgica consagra el 2% del PIB, por exigencia de la OTAN, a inversiones de material bélico, terrestre, naval, aéreo y nuclear, que están en la agenda del actual gobierno”.

Para Dario Azzellini, doctor en ciencias políticas, considera que la relación de Alemania con EEUU sólo es provechosa para “buena parte de los capitalistas” y la gente “de la derecha”, simplemente, “porqué encuentran apoyo para sus políticas”.

Azzellini, señala que la relación con EEUU “Por lo general no le conviene a Alemania. EEUU impone acuerdos y reglas comerciales que no le convienen a Alemania, hace una política exterior que no le conviene a Alemania”. Sólo ha sido provechosa, en el sentido que Alemania “ha evitado pagar por los daños causados en la segunda guerra mundial, y más bien ha recibido cantidades inmensas de dinero para llegar a ser un contrapeso ideológico, material, militar, al este y al “socialismo””.

La situación en España no es nada buena en términos económicos y pese a ello el gobierno participa de la cruzada militarista de EEUU.

“Los norteamericanos no respetan las leyes españolas en ningún aspecto, ni pagan los impuestos que conciernen a edificios e instalaciones. Por otra parte ya controlan grupos mediáticos como Prisa (El País y la Cadena SER). Y aún veremos cosas peores ya que EEUU está negociando con la Unión Europea el Tratado de Libre Comercio, en conversaciones ultra secretas (esta es la “democracia”), que le permitirán el control del comercio de Europa”, nos dice Purificación González.

Sin duda, Europa está pagando un alto costo por estar en la OTAN y seguir el juego y las guerras que inventa el gobierno de EEUU y todo en detrimento de los programas sociales que cada vez más afectan a la población europea.

Patricia León, nos dice que “Es indignante pensar que el costo de un F35, mantención comprendida, es de 300 millones de euros y la idea del gobierno es comprar 40, al mismo tiempo que aplican medidas restrictivas en materia de educación u otros servicios y bienes públicos”.

De igual a igual

Dario Azzellini, consultado si Europa se para de igual a igual con EEUU dice categórico que: “No, no se paran de igual a igual, hasta los países más fuertes, como Alemania, son sometidos a EEUU. Podrían hacer otra política, sin embargo, ni siquiera lo intentan”.

Azzellini recuerda, para dar un ejemplo de lo que dice, “La actitud servil se pudo observar en los últimos meses de manera simbólica: los servicios secretos de EEUU han espiado sistemáticamente al gobierno alemán y hasta el celular de la canciller Merkel. Sin embargo, no hubo una respuesta seria de parte de Alemania. La NSA ha introducido virus espía a computadoras del gobierno alemán, e instituciones alemanas, y tampoco hubo ninguna reacción del gobierno”.

Para Antonio Sánchez Pereyra en “Geopolítica de la Expansión de la OTAN”, “la OTAN es el dispositivo mediante el cual Washington pretende dividir y mantener subordinada a Europa, evitando a toda costa su autonomización como poder militar”.

Todo parece indicar lo que dice Arévalo Méndez que “Europa ha quedado sin personalidad política, ha quedado sin muestras de una reacción ante esa nueva realidad que la subyuga que es la OTAN”.

Lo que EEUU más temía

Al cierre de este artículo, una sorpresa nos encontramos escuchando “Las Crónicas de Ruperto Concha” en Radio Bío Bío, del domingo 22 de marzo de 2015.

Varios países de Europa han decidido, al menos en términos de sus políticas económicas, abrirse hacia nuevos horizontes.

“Gran Bretaña, inesperadamente, resolvió adherir a la Fundación del gran Banco Chino, AIIB, haciendo caso omiso de las presiones amenazantes de EEUU. Enseguida, Alemania, Francia e Italia tomaron la misma decisión y pocas horas después Suiza también se sumaba al bloque de los disidentes europeos, prochinos. Un par de días después, se confirmaba la decisión de Indonesia y el gobierno de Australia, sin atreverse del todo, anunció que está considerando seriamente la posibilidad de adherir también al nuevo banco gigante de infraestructura e inversión y desarrollo planificado por China y sus aliados del BRICS como alternativa que desafía al Fondo Monetario Internacional, al Banco Mundial, y a las demás entidades manejadas por EEUU para controlar las finanzas del mundo. Es decir, las 4 mayores economías de Europa, más 22 pujantes estados asiáticos optaron precisamente por hacer lo que EEUU más temía, desplazar al corazón de ASIA, no sólo el control financiero, mucho más que eso, crear un espacio para que nuevas doctrinas y nuevos modelos de economía mundial puedan desplegarse en reemplazo de un ya agónico modelo neoliberal”.

* Pablo Ruiz es integrante del Observatorio por el cierre de la Escuela de las Américas. Este artículo es de la Revista El Derecho de Vivir en Paz – Sitio: www.derechoalapaz.org

——————————————————————————–
Date: Wed, 8 Apr 2015 12:27:08 -0400
Subject: Artículo sobre EUROPA – Gracias por sus opiniones
From: pabloruiz68@gmail.com
To: p.delablanca@hotmail.com; dario@azzellini.net; patricia_leon41@hotmail.com

Estimada Purificación, Patricia y Dario: les adjunto el artículo que escribí para la revista El Derecho de Vivir en Paz y donde ustedes me dieron sus opiniones, les agradezco mucho.

La revista esta en la imprenta y cuando tenga ejemplares les enviare a sus direcciones.

La revista completa esta en:
http://www.soawlatina.org/documentos/revista5_2015.pdf

Si desean pueden compartir este artículo en sus sitios y/o contactos

Abrazos desde Chile

Pablo Ruiz
SOAW

Europa, campo de batalla de EEUU

Pablo Ruiz*

Hace tiempo que pasó a la historia el que fuera por mucho tiempo el primer mundo: Europa.

Antes, los europeos miraban bajo el hombro a Latinoamérica creyendo que todavía éramos colonias donde EEUU, el hermano mayor, decidía todo por nosotros. Hoy, con UNASUR y la CELAC, América Latina tiene hace rato su voz propia.

Sin embargo, lo mismo, no pueden decir los europeos. Muchas de las decisiones políticas se toman en Washington DC, EEUU.

Poco a poco, el “estado de bienestar” que alguna vez tuvieron, en varios de sus países, se va perdiendo por las políticas neoliberales que EEUU impuso a sus “socios”.

El sueño de una Unión Europea fuerte nunca ha sido. El costo de hacer todo lo que quiere EEUU ha sido muy caro para su progreso y su mismo bienestar.

La abogada española Purificación González, de la organización Ojos para la Paz, nos dice que “Es difícil que la relación con EEUU pueda producir beneficios a país alguno ya que, como es sabido, sólo se acercan a otros en interés propio, siempre para obtener, y no para dar”.

“EEUU tiene en España cerca de 20 instalaciones militares. Las más conocidas son las Bases de Rota y Morón, que son utilizadas para atacar a otros países, y también para realizar expolios arqueológicos, entre otros delitos. La Base de Rota, en la que se encuentra el escudo antimisiles, ha provocado una alta contaminación radiactiva en la Bahía de Cádiz y la mayor incidencia de cáncer de toda España, lo que resulta imposible de denunciar por la complicidad de todos los poderes fácticos”, señala González.

Arévalo Méndez, Embajador de Venezuela en Chile, en un foro público, comenta que al final de la Segunda Guerra Mundial “Europa tuvo que decidirse entre EEUU o la URSS. Europa, como siempre perdida en el espacio, se decidió por el que consideraron menos malo. Ellos pensaban que iban a estar mejor con EEUU que con la Unión Soviética. Sin embargo, cuando cayó la URSS quedaron los europeos, sin la protección de Rusia, con una Europa pisoteada y ocupada por la OTAN. El mundo que existió antes de la caída de la Unión Soviética estuvo definido por EEUU y Rusia. Europa no contó para nada, como no cuenta ahora para nada”, dice Méndez.

La periodista Telma Luzzani, indica en su libro “Territorios Vigilados” que “Sin la URSS, EEUU cumplió el sueño de ser la primer potencia global en la historia y de tener el campo libre para imponer, sin fronteras, el american way of life (libre mercado y democracia representativa), en el resto del planeta”.

Luzzani recuerda que a la caída del muro de Berlín el Presidente Bush I se había comprometido con Gorbachov -quien había permitido que Alemania unificada se aliara con EEUU- de que Washington no extendería los límites de la OTAN más allá de la frontera de Alemania Oriental. Sin embargo, esa promesa no se cumplió y la OTAN se expandió a zonas que antes habían sido de la influencia soviética sin siquiera discutir el asunto en el Consejo de Seguridad de la ONU donde tendría un claro veto de China y de Rusia.

En este contexto, EEUU llevó de la mano a Europa a la guerra en Bosnia y Herzegovina, en 1995, y a la guerra de Kosovo, en 1999, entre otras.

En el 2003, 54.000 militares norteamericanos, instalados en bases europeas, fueron movilizados a la guerra en Iraq.

“Las bombas -señaló entonces Hans Lammerant- no caen en Europa, sino a varios miles de kilómetros de distancia en Iraq y Afganistán. Sin embargo, se lanzan desde Europa”.

Como sea la guerra no ha sido un buen negocio para los europeos. En la actualidad, el golpe de estado sucedido en Ucrania y la guerra que se vive ahí, financiada por EEUU, ha afectado la estabilidad de la Unión Europea.

No es extraño por lo tanto ver, en febrero pasado, los esfuerzos que han hecho Alemania y Francia en la búsqueda de un acuerdo, entre las partes involucradas en el conflicto, y que detenga la guerra y sus consecuencias que traspasan las mismas fronteras de Ucrania.

Para Arévalo Méndez, EEUU llegó “al extremo de poner en Ucrania un gobierno neonazi. El mismo presidente Poroshenko viene de estos grupos neonazis que tienen asustada a Europa desde hace 15 años. La respuesta de Putin ha sido la respuesta que merece todo imperio: tú a tu casa yo a la mía”.

La militarización de Europa

De acuerdo a información pública en Europa hay unas 480 bombas nucleares «tácticas» instaladas en bases en Bélgica, Alemania, Italia, Países Bajos, Turquía y Gran Bretaña sin contar con las cabezas nucleares de las que disponen los submarinos.

En Bélgica, por ejemplo, en la base aérea de Kleine Brogel, desde 1963, se estima que hay entre 10 a 20 cabezas nucleares estadounidenses, equivalente cada una a más de 10 bombas de Hiroshima. Y es en este país, desde 1966, la OTAN instaló su sede principal en Bruselas y su más alto mando militar en Mons.

Patricia León, residente en Bélgica, dice que “Vemos con inquietud que la OTAN se desliza desde una concepción defensiva, contra el bloque del Este, hacia una concepción más ofensiva y, con ello, arrastra al Estado belga cuyo actual gobierno, una coalición de derecha liberal y derecha nacionalista, tiende a implementar una política atlantista alejada del multilateralismo de la ONU. Bélgica consagra el 2% del PIB, por exigencia de la OTAN, a inversiones de material bélico, terrestre, naval, aéreo y nuclear, que están en la agenda del actual gobierno”.

Para Dario Azzellini, doctor en ciencias políticas, considera que la relación de Alemania con EEUU sólo es provechosa para “buena parte de los capitalistas” y la gente “de la derecha”, simplemente, “porqué encuentran apoyo para sus políticas”.

Azzellini, señala que la relación con EEUU “Por lo general no le conviene a Alemania. EEUU impone acuerdos y reglas comerciales que no le convienen a Alemania, hace una política exterior que no le conviene a Alemania”. Sólo ha sido provechosa, en el sentido que Alemania “ha evitado pagar por los daños causados en la segunda guerra mundial, y más bien ha recibido cantidades inmensas de dinero para llegar a ser un contrapeso ideológico, material, militar, al este y al “socialismo””.

La situación en España no es nada buena en términos económicos y pese a ello el gobierno participa de la cruzada militarista de EEUU.

“Los norteamericanos no respetan las leyes españolas en ningún aspecto, ni pagan los impuestos que conciernen a edificios e instalaciones. Por otra parte ya controlan grupos mediáticos como Prisa (El País y la Cadena SER). Y aún veremos cosas peores ya que EEUU está negociando con la Unión Europea el Tratado de Libre Comercio, en conversaciones ultra secretas (esta es la “democracia”), que le permitirán el control del comercio de Europa”, nos dice Purificación González.

Sin duda, Europa está pagando un alto costo por estar en la OTAN y seguir el juego y las guerras que inventa el gobierno de EEUU y todo en detrimento de los programas sociales que cada vez más afectan a la población europea.

Patricia León, nos dice que “Es indignante pensar que el costo de un F35, mantención comprendida, es de 300 millones de euros y la idea del gobierno es comprar 40, al mismo tiempo que aplican medidas restrictivas en materia de educación u otros servicios y bienes públicos”.

De igual a igual

Dario Azzellini, consultado si Europa se para de igual a igual con EEUU dice categórico que: “No, no se paran de igual a igual, hasta los países más fuertes, como Alemania, son sometidos a EEUU. Podrían hacer otra política, sin embargo, ni siquiera lo intentan”.

Azzellini recuerda, para dar un ejemplo de lo que dice, “La actitud servil se pudo observar en los últimos meses de manera simbólica: los servicios secretos de EEUU han espiado sistemáticamente al gobierno alemán y hasta el celular de la canciller Merkel. Sin embargo, no hubo una respuesta seria de parte de Alemania. La NSA ha introducido virus espía a computadoras del gobierno alemán, e instituciones alemanas, y tampoco hubo ninguna reacción del gobierno”.

Para Antonio Sánchez Pereyra en “Geopolítica de la Expansión de la OTAN”, “la OTAN es el dispositivo mediante el cual Washington pretende dividir y mantener subordinada a Europa, evitando a toda costa su autonomización como poder militar”.

Todo parece indicar lo que dice Arévalo Méndez que “Europa ha quedado sin personalidad política, ha quedado sin muestras de una reacción ante esa nueva realidad que la subyuga que es la OTAN”.

Lo que EEUU más temía

Al cierre de este artículo, una sorpresa nos encontramos escuchando “Las Crónicas de Ruperto Concha” en Radio Bío Bío, del domingo 22 de marzo de 2015.

Varios países de Europa han decidido, al menos en términos de sus políticas económicas, abrirse hacia nuevos horizontes.

“Gran Bretaña, inesperadamente, resolvió adherir a la Fundación del gran Banco Chino, AIIB, haciendo caso omiso de las presiones amenazantes de EEUU. Enseguida, Alemania, Francia e Italia tomaron la misma decisión y pocas horas después Suiza también se sumaba al bloque de los disidentes europeos, prochinos. Un par de días después, se confirmaba la decisión de Indonesia y el gobierno de Australia, sin atreverse del todo, anunció que está considerando seriamente la posibilidad de adherir también al nuevo banco gigante de infraestructura e inversión y desarrollo planificado por China y sus aliados del BRICS como alternativa que desafía al Fondo Monetario Internacional, al Banco Mundial, y a las demás entidades manejadas por EEUU para controlar las finanzas del mundo. Es decir, las 4 mayores economías de Europa, más 22 pujantes estados asiáticos optaron precisamente por hacer lo que EEUU más temía, desplazar al corazón de ASIA, no sólo el control financiero, mucho más que eso, crear un espacio para que nuevas doctrinas y nuevos modelos de economía mundial puedan desplegarse en reemplazo de un ya agónico modelo neoliberal”.

* Pablo Ruiz es integrante del Observatorio por el cierre de la Escuela de las Américas. Este artículo es de la Revista El Derecho de Vivir en Paz – Sitio: www.derechoalapaz.org

Facebooktwittergoogle_plusmailby feather
, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *