El nuevo reparto del mundo… según Kissinger

Purificación González de la Blanca
3 de diciembre, 2012
Actualizado 10 de enero, 2014

Ahora mismo todos están enfocados hacia la eliminación

de Mu Barack, pero ésta es solo la primera escena de un

drama que tiene que ser representado”…”No queremos que se

evidencie que estamos interviniendo nosotros” (Henry Kissinger)

Todo lo que está sucediendo  (Afganistán, Iraq, Egipto, Libia, Líbano, Grecia, Siria, Gaza…) obedece a un plan diseñado en 1974 por el entonces Secretario de Estado de los EE.UU., Henry Kissinger, en función de los intereses de la Reserva Federal de los EE.UU. (un lobby sionista que integra a las familias Rotschild*, Rockefeller, Lehman Brothers, Warburg, Morgan…, dueños del petróleo,  de la banca, y de las armas), para controlar la población mundial, adueñarse de las riquezas y de los recursos naturales de los países del listado, llevar a cabo el trazado de nuevas fronteras, desestabilizar, abrir focos de conflicto, situarse estratégicamente y crear el “Gran Israel” a costa de sus paises vecinos. El instrumento que utilizan para sus fines es el gobierno de los EE.UU.* … con sus aliados, y la U.E., la OTAN (brazo armado del terrorismo internacional), la ONU, el TPI, los medios de comunicación, consultoras, creadoras de opinión, clubes, AI, Human rights Watch, etc., a su servicio. Un gigantesco pulpo que se ha infiltrado hasta en la sectores de la izquierda. Cuatro presidentes de los EE.UU. que a lo largo de la historia no se doblegaron a sus dictados, fueron asesinados.

El 24 de abril de 1974 el Congreso de los EE.UU. aprobó el conocido como Informe Kissinger: “Implicaciones del crecimiento mundial para la seguridad de los EE.UU. e intereses de ultramar”, convirtiéndose en ley a partir de ese momento. Poco antes, e inspirada por Brzezinski, éste, David Rockefeller y Edmon Rotschild, habían creado la conocida como Trilateral (Trilateral Commission), vinculada al Grupo Bilderberg, que consiste, y por resumir, en planificar la explotación del mundo al servicio de los intereses de estas familias.*

Siguiendo el guión de Kissinger, también Premio Nobel de la Paz como Obama y la U.E., y segundo de a bordo de David Rockefeller, destacamos muy someramente algunas de las ideas centrales de su informe:

-Es necesario detener (se ha hecho evidente ya que por cualquier medio) el crecimiento de la población, que pone en peligro el control de los recursos por parte de los EE.UU., y las “políticas extranjeras que afecten a la estabilidad internacional” (el objetivo es eliminar a 2.800.000.000 de personas)

– La nación como estructura debe desaparecer, hay que corroer las soberanías nacionales para sustituirlas por una élite de técnicos y financieros mundiales.

-Hay que controlar el creciente poder en el escenario mundial de otras naciones, especialmente cuando afecta a países en los que los EE.UU. tienen intereses concretos.

-La seguridad de los EE.UU. en los países menos desarrollados incluye los factores comerciales y políticos relativos, que pueden verse afectados por un cambio potencial en el equilibrio de la influencia política y hasta en el poder militar en el mundo en desarrollo.

-La población de Egipto se incrementará significativamente. “El grande y creciente tamaño de la población egipcia, constituye y lo será por muchos años una importante consideración en la formulación de muchas políticas extranjeras y domésticas, no sólo de Egipto sino también de sus países vecinos” (pág. 22).

-Es prioritario velar por la seguridad de acceso de los EE.UU. a los “minerales” necesarios para usos militares e industriales. En los lugares donde estos “materiales críticos y estratégicos” se encuentren, por consiguiente, los intereses económicos de los EE.UU. coincidirán con las consideraciones militares.

-EE.UU. ha de ser la única potencia dominante. La hegemonía de cualquier otra habrá de ser impedida con cualquier medio.

-Las concesiones a compañías extranjeras pueden ser expropiadas o estar sujetas a intervenciones arbitrarias. Donde por una acción del gobierno, por conflictos laborales, sabotaje o disturbios cíviles, se ocasione el lento fluir de materias primas, el flujo debe ser acelerado. “Cualquier cosa debe ser llevada a cabo para impedir la interrupción de suministros...”.
Así, continua el estudio (pág. 43), el control de las poblaciones extranjeras se convierte en un tema para la seguridad industrial y militar de los EE.UU.


Si nos trasladamos al presente podemos constatar que los planes trazados se van cumpliendo, y no solo con guerras. Los ataques al euro, desde el primer momento de su implantación como moneda única europea, el sometimiento de la política a los intereses de la banca, los problemas financieros de Grecia, Portugal, Italia, España…, el asalto a los bolsillos de los ciudadanos y a las reservas de oro y bancos de los países en el objetivo (no contaminados por el dólar, es decir sin relación con el Banco de Compensaciones Internacionales), los intentos de desestabilización de Venezuela, Bolivia, Paraguay… las injerencias de la U.E. en los asuntos de Ucrania…deben entenderse en este contexto. Veamos.

Afganistán no era el caos. El caos fue creado desde fuera. A finales de diciembre de 1979, la URSS entraba con su ejército en Afganistán, tras aceptar la petición de ayuda del PDP (Partido Democrático Popular) ante la invasión de muyahidines provenientes de Pakistán, Arabia Saudí, Irán e incluso Argelia, armados y asesorados por la CIA, que se estaba produciendo en ese país y que amenazaban la estabilidad y viabilidad del gobierno (Nicaragua, Afganistán, Libia, Siria…, la historia se repite). Durante el dominio de la URSS se abrieron hospitales, escuelas y universidades y las mujeres accedieron a estatus jamás soñados (ni tratados en los medios de comunicación). La invasión por los EE.UU. se inició con el pretexto del autoatentado del 11-S y la voladura de los Budas por la CIA, tras intensas campañas contra los talibanes -con el burka de por medio- que evidenciaban un desconocimiento y un etnocentrismo occidental sin precedentes.En realidad los hidrocarburos de la cuenca del Mar Caspio y las repúblicas de Asia Central han sido un histórico objeto de deseo las potencias occidentales, que los han visto como una alternativa ante la disminución de las reservas de Oriente Medio y un instrumento para controlar los precios de la OPEP, que otorgaría a las empresas transnacionales que se hicieran con ellos un poder estratégico de primer orden. (Geopolítica Petrolera en Asia Central y en la cuenca del Mar Caspio. Amuradha M. Chenoy). Así lo entendió EE.UU. cuando invadió Afganistán por cuyo suelo -previos acuerdos suscritos con los líderes talibanes- había construido ya gaseoductos, para dar salida al gas procedente de Turkmenistán, y oleoductos que harían lo propio con el petróleo desde la cuenca del Caspio. Estas construcciones son propiedad de Unocal Corporation, empresa de la que es accionista mayoritario Dick Cheney,ex Vicepresidente del Gobierno de los EE.UU., y de la que, por otra parte, es asesor Henry Kissinger. Para mayor garantía de los intereses de este lobby, en Afganistán colocaron de Presidente a Hamid Karzay, ex empleado de Unocal Corporation.

Otra empresa, en este caso de suministros, relacionada también con Dick Cheney y escandalosos casos de corrupción es Halliburton Corporation, instalada en Iraq, Afganistán y otros países.

Las torturas con los prisioneros de Mazar-y-Charif son otro negro capítulo, aún impune, de los ejércitos norteamericano y británico.

Afganistán es hoy un caos (no es cierto que los invasores se retiran, cuando se retira el ejército quedan los contratistas), utilizado como campo de entrenamiento y experimentación con todo tipo de armamento, que ha visto expoliados hasta sus tesoros arqueológicos, ahora exhibidos impúdicamente en el British Museum, de Londres, en la exposición “Tesoros de Afganistán”. La destrucción y expolio del patrimonio arqueológico e histórico de los países en el punto de mira es otro de los objetivos del sionismo: borrar las huellas de las ancestrales culturas de estos pueblos (“pueblo elegido” solo hay uno)

Iraq. La campaña contra este país se inició mucho antes de su invasión mediante un intenso bombardeo mediático contra Sadam Husein, que contó con contratos adjudicados a empresas de publicidad con la finalidad de crear titulares de prensa que perjudicaran la imagen de este gobernante. No vamos a extendernos en este artículo en el bloqueo que padeció este próspero país previo a la guerra, pero sí trataremos de los pretextos inventados para derrocar al gobierno de Sadam Husein, un gobierno laico, que era una muestra de convivencia entre distintas culturas y creencias, del que formaba parte el vicepresidente Tarek Aziz, cristiano caldeo y hombre de diálogo y concordia.

Alentado por el gobierno de los EE.UU., Sadam Husein invade Kuwait el 2 de agosto de 1990, con la idea de recuperar ese territorio que había pertenecido a Iraq hasta unas décadas antes, y que fue desgajado por las potencias coloniales, que colocaron a una monarquía títere en el poder para garantizarse el aprovechamiento de sus recursos petroleros. Había caído en la trampa que le había tendido el lobby anglojudeoamericano, que sirvió de pretexto a esta guerra.

Los objetivos del ataque a Iraq eran varios: geoestratégicos, rapiña de los recursos petrolíferos, asalto al Banco Central Iraquí y posicionamiento en la zona geográfica, entre otros. El arma principal empleada por los atacantes, británicos y estadounidentes, fue la mentira… Y también ciento diez mil vuelos y 200.000 toneladas de TNT arrojadas en seis semanas. Desde los primeros días, las centrales eléctricas de Bagdad fueron destruidas. Sin electricidad, el sistema de aprovisionamiento de agua se detuvo. Se extendieron las epidemias, miles de niños murieron de diarrea. Los invasores saquearon la única fábrica de leche en polvo de Bagdad, arrasaron los barrios residenciales de Basora y aniquilaron numerosas pueblos. Distinto tipo de armamento, como los misiles crucero, fueron experimentado en seres humanos. Miles de soldados iraquíes que se rindieron fueron fríamente bombardeados por británicos y estadounidenses, dejando un reguero de diez mil muertos. Nada comparable a lo que vendría después: Más de un millón de muertos y cuatro millones y medio de desplazados. El capítulo de la captura, la humillación, las vejaciones y asesinato de Sadam Husein es uno de los más abominables que haya escrito el ser humano (humillación que incluso se continúa practicando aún en el día de hoy en las fotos de este dirigente que se ofrecen por google). Ello sin hablar de las torturas en la cárcel de Abu Graib patrocinadas por una cuadrilla de sádicos sexuales norteamericanos, que aún permanecen en la impunidad.

Libia. Este país seguía a Iraq en el listado que comentara públicamente el ex comandante supremo de la OTAN y ex general de los EE.UU., Wesley Clark: Iraq, Libia, Líbano, Siria, Somalia, Sudán e Irán. Libia ha sido arrasada con el pretexto de una matanza de civiles efectuada por su gobierno, tan falsa como las armas de destrucción masiva de Iraq. Desde luego esto entraba en abierta contradicción con la política del gobierno de la Jamahiriya, que había proporcionado a los libios la mayor esperanza de vida y el mayor índice de desarrollo humano de toda África, además de préstamos sin interés, vivienda como derecho constitucional, sanidad y educación de alto nivel y gratuitas, reparto de las rentas del petróleo, pleno empleo, etc. y otros muchos logros no alcanzados ni de lejos por la mayor parte de las potencias atacantes. Y es que es 1969, con el derrocamiento del rey Idris por parte de las tropas de Gadafi -una revolución incruenta en la que hubo un solo muerto- en Libia se puso en marcha una de las revoluciones más exitosas que ha conocido el ser humano: se cerraron las bases norteamericanas, la B.P. fue expulsada del territorio, así como 40.000 italianos y todos los británicos. “Libia para los libios”. Y así fue. Estos hechos no se perdonaron.

La campaña orquestada a base de calumnias y mentiras contra el coronel Gadafi, se remonta mucho tiempo atrás y culminó el 15 abril 1985 con el bombardeo de Trípoli por los EE.UU., en el que murió una de las hijas de este dirigente. Campaña que se continuó manteniendo en el tiempo hasta llegar a la invasión (así fue y asi es) de 2011, en la que una Resolución del Consejo de Seguridad de la ONU -la 1973- supuestamente para proteger a los civiles fue pervertida hasta el punto de servir de pretexto a una guerra a un magnicidio y a la ocupación y reparto de ese país.

Hoy Libia es una colonia estadounidense, (una especie de protectorado sin protección) de donde han huído 2.000.000 de libios (casi el 50 % de los habitantes de ese país) y de donde ha desaparecido la legalidad: No existe la libertad de expresión, de reunión, de asociación…,las personas son despojadas arbitrariamente de sus propiedades, y las torturas y asesinatos son el modus operandi. En el reparto de su territorio, y de su petróleo, participan EE.UU., Reino Unido y Francia, si bien -esto es clamoroso- el planificador e instigador de esa guerra, el traficante de armas Bernard Henrí-Levy, también ha sido beneficiado con una cuota del petróleo.  Pero éste no era el único objetivo de las potencias agresoras. Había otros, como hacerse con los miles de kilómetros de oleoductos que construyó el gobierno de la Jamahiriyah, controlar las inmensas reservas de aguas fósiles de ese país, impedir que se implantara el dínar de oro como moneda de circulación en el continente africano y el movimiento panarabista, que encabezaba el dirigente libio (que proporcionaría a África independencia y telecomunicaciones propias), y situar al AFRICOM en el Norte de África, para asaltar desde ahí nuevos países: Mali, República Centroafricana, Somalia, Níger, Chad, Sudán, Somalia.. De paso se apropiaron de las reservas de oro de Libia y de 200.000.000.000 de dólares de lo bancos libios. Aun así, los invasores no las tienen todas consigo

No contaban con que Libia no era tan fácil de conquistar ni con que las tribus, base de la sociedad libia, no se doblegan. Ellas  mantienen su cultura, sus tradiciones, el poder judicial, los archivos históricos, su sistema político, de democracia directa, etc. El objetivo es destruirlas, con la colaboración (que trasciende la complicidad) de los medios de comunicación occidentales, que han guardado silencio sobre los múltiples crímenes cometidos por estos aliados en Libia, recrudecidos en el asedio a Sirte y Beni Walit (con todo tipo de armamente, incluidos el napalm y el gas sarín). También el linchamiento del Coronel Gadafi, y las humillaciones infligidas a su cadaver pueden entrar en el récord guinnes de los oprobios.

España, que se sumó a esta guerra, con el gobierno socialista de Zapatero, recibió como pago la adjudicación de las obras del AVE La Meca-Medina (si es que un holding de empresas es España…Puede que sí), unas obras que chorrean sangre libia.

Siria es la puerta de entrada occidental a Eurasia ( y a tres continentes), el objetivo geopolítico más grande y ambicioso que se puede codiciar. Y la clave para saltar a Irán. Pero además confluyen en Siria otros intereses: petróleo y enormes reservas de gas; oleoductos y gaseoductos, presentes y futuros; territorios para dar paso a gaseoductos y oleoductos …y para anexionar a Israel, como ya sucediera con los Altos del Golán, con el objetivo de crear el Gran Israel. Los proyectos de la “Comunidad Internacional”, y muy concretamente Francia, para con Siria consisten en libanizarla y dividirla en mini estados. De nada vale que el gobierno de Bashar el Assad ganara un referendum constitucional, y unas elecciones legislativas (el 7 de mayo de 2012) que llevaran al poder a una coalición integrada por el PSS, PCS, P. Baaz y P. Nasserista; ni que en sendos informes de observadores internacionales (de la Liga Árabe y de ésta y la ONU) se reconociera la existencia de mercenarios extranjeros; ni que el pueblo sirio apoye masivamente a su gobierno; ni que hayan ganado tres propuestas de resolución del Consejo de Seguridad planteadas con el objetivo de “intervenir”, como hicieran en Libia…La autodenominada “Comunidad Internacional”, que juega muy sucio, trata de repetir historias anteriores, acusando a Siria de utilizar armas químicas (sorprendente que acusen a un país de hacer lo que ellos hacen), mientras invade Siria con mercenarios, entrenados y armados por la OTAN y financiados por los países que la constituyen -con el inestimable apoyo de las teocracias medievales de Qatar y Arabia Saudí-. Mercenarios que se dedican a cometer todo tipo de asesinatos y sabotajes, destruyendo infraestructuras y obras que pertenecen al patrimonio arqueológico e histórico-artístico mundial, atacando escuelas y asesinando a pacíficos ciudadanos, con el objetivo de sembrar el terror en Siria. Además ha promovido un “gobierno” exterior, con un presidente, Ahmad Moaz Al-Khatib, es alto cargo de la Shell y militante de los “Hermanos Musulmanes”(Muslim Brotherhood). Todos los gobiernos -laicos- que están siendo asaltados, siguiendo los planes de la Reserva Federal Norteamericana, son sustituidos por estos radicales islamistas (Egipto, Túnez, Libia…).

De acuerdo con Walter Graziano (Nadie vio Matrix) Reino Unido inspiró y mueve los hilos de los Hermanos Musulmanes, un partido/logia fundado en Egipto en 1928, hoy con sedes en Londres y Ginebra y con sucursales en todos los paises árabes o islámicos y que maneja un gran cantidad de think-tanks, comités islámicos, universidades, colegios y una gran diversidad de instituciones. El interés del lobby anglo-judeo-franco-americano en esta organización consiste en que resulta básico para sus planes antinacionalistas, en países estratégicos geopolíticamente por causas petrolíferas, un exacerbado radicalismo religioso que sea terreno fértil para proveer militantes al terrorismo, usado como excusa para invadir países, empobrecerlos y apropiarse de sus recursos naturales. Si no hay fundamentalismo islámico, no hay enemigo, y esta logia/partido es el mejor aliado de los intereses financiero-petroleros occidentales. Los Hermanos Musulmanes (y/o sus conexiones) habrían cometido entre otros hechos el asesinato de Gamal Abdel Nasser, por promover un cerrado nacionalismo enEgipto; el ase­sinato de Zulfiqar Bhutto en Pakistán; la muerte de Anwart El Sadat en Egipto, y más recientemente distintos procesos de desestabilización y derrocamientos del poder establecido en Egipto, Túnez, Libia (en cuyos gobiernos se han situado, aunque finalmente salieran de Egipto), Siria, y numerosas acciones terroristas en otros lugares. Todas estas operaciones habrían sido desarrolladas en coordinación con la CIA. No resulta para nada descabellado pensar que las agencias de inteligencia occidentales y el terrorismo islámi­co son socios y no enemigos. Porque EE.UU. es fundador y protector de Al Qaeda y está aupando al poder a los Hermanos Musulmanes… Es decir: el terrorismo es el pretexto para actuar con un terrorismo mayor: el de estado, que, vulnerando toda la legislación internacional, se injiere en asuntos internos, desestabiliza, declara guerras, da golpes de estado y se apropia de los recursos del país víctima.

Con fecha 3 de septiembre de 2013, desde la Base de Rota (España), EE.UU. lanzó dos misiles contra Siria, que fueron interceptados por Rusia, que hizo estallar a uno, desviando hacia el Mediterráneo el otro. En esta memorable fecha se inició el declive del mundo unipolar.

Líbano. A mediados de 2006, una nueva guerra estalló en Líbano, por causa del “terrorismo”. La razón supuestamente fue la captura de dos soldados israelíes por parte de las milicias armadas de Hezbollah, pero semejante pretexto no era fácil de creer. Siguiendo al autor y al texto anteriormente mencionado, “esa guerra es sólo una más de la serie de muy confusos enfrentamientos, guerras, guerras civiles, asesinatos políticos y actos terroristas que se han desarrollado en El Líbano en los últimos cincuenta años. Todo esto puede entenderse mejor si se comprenden los siguientes cuatro factores:

a. En julio de 2006 terminó de construirse, y se inauguró, uno de los oleoductos más importantes del mundo, el BTC (Bakú-Tbilisi-Ceyhan) que lleva el petróleo que se extrae en Azerbaiján hasta los puertos turcos. De allí se embarca mayoritariamente a Occidente. Sin embargo, está planeado construir una extensión de ese oleoducto a la ciudad israelí de Ashkelon. De Ashkelon puede conectarse con facilidad, con la infraestructura ya existente, al puerto israelí de Eilat en el Mar Rojo, y embarcarse a China y al sudeste asiático. La idea es convertir a Israel en un poderoso factor “triangulador” del petróleo que se consume en China, India y todo el Oriente Lejano, de manera que se pueda evitar cualquier posible “eje” chino-iraní o indo-iraní y, por supuesto, hacer que el petróleo azerí sea controlado enteramente por las grandes corporaciones anglo-norteamericanas. El problema de este gran megaproyecto es que la conexión entre el puerto turco de Ceyhan y el israelí de Ashkelon debe pasar por tierra, o bien por mar, de soberanía siria y libanesa. Ambos países resultan un obstáculo a esas pretensiones de las petroleras de concentrar crecientemente el comercio de petróleo hacia el Oriente Lejano en Israel. De ahi los ataques que vienen padeciendo tanto por parte de EE.UU. y sus títeres aliados como por parte de Israel. Cuanto más devastadas estén ambas naciones, más difícil les será oponerse a los deseos de las megapetroleras y la elite globalista que las domina.

b. Esa no es, sin embargo, la única causa “petrolera” por la cual El Líbano es casi siempre zona de conflicto, y Siria está siendo atacada. Ocurre que el petróleo de los yacimientos del oeste de Irak, muy poco explotados aún, bien podría ser transportado en el futuro hacia el mar Mediterráneo mediante oleoductos que atraviesen El Líbano y Siria. Más aún, por suelo sirio ya hay más de 2.000 km de oleoductos construidos (mientras que en El Líbano hay muy pocos). Usar el territorio de Siria y El Líbano puede ser en el futuro más rentable y funcional para los intereses occidentales que usar Basora y seguir efectuando el transporte de petróleo a través del Golfo Pérsico. Incluso, en el futuro, puede diseñarse una estrategia para que la salida del petróleo del oeste iraquí se concentre en puertos israelíes.

c. En tercer lugar, y aún más importante que el petróleo, está el agua. tanto Israel como El Líbano padecen fuertes limitaciones de agua potable. Israel la obtiene en medida mayoritaria de las alturas del Golán (territorios ocupados a Siria a partir de 1967, y nunca devueltos por esta razón principal), que le dan acceso al río Jordán, y de los afluentes subterráneos de Cisjordania (reclamada por los palestinos como propia). En cambio el extremo sur de El Líbano es atravesado por la única fuente acuífera que tienen al alcance de la mano: el río Litani, que incluso llega a fluir a menos de 10 km de la frontera israelí. Ya desde el propio origen del Estado de Israel, Ben Gurión reclamaba que la frontera norte israelí fuera la ribera de ese río, previendo el problema. Finalmente no lo pudo conseguir, pero la destrucción sistemática que Israel viene haciendo del sur de El Líbano tiene como una de sus principales causas la necesidad de canalizar el agua de ese río. No olvidemos que los inmensos acuíferos de Libia han sido otra de las causas de la guerra de saqueo contra ese país.

  1. A medida que el petróleo comienza a escasear en el mundo, y a concentrarse cada vez más en torno del Golfo Pérsico, comienza a resultar más importante la distribución interna del mismo y del gas natural en la zona en cuestión. Arabia Saudita es el mayor productor mundial y también el país con más reservas declaradas de petróleo, pero tiene muy poco gas natural, con el agravante de que algunos de sus yacimientos petroleros más importantes están comenzando a dar señales de agotamiento. Además, no se sabe a ciencia cierta cuántos de los 120.000 millones de barriles de reservas que declara poseer son realmente extraíbles. La segunda nación en reservas mundiales de petróleo es Irán, que es también el país que figura segundo en todo el mundo en reservas de gas natural, tras Rusia. Por lo tanto, si el deseo geopolítico de la elite petrolero-financiera globalista es contar con los recursos iraníes aunque fuera al extremo de bombardear o invadir el país, es necesario ir sumando excusas. En el caso iraní una de las más poderosas excusas que se viene preparando desde hace muchos años es el apoyo que su gobierno le presta a las milicias de Hezbollah, situadas en el sur de El Líbano y consideradas como terroristas por el gobierno norteamericano y los grandes medios de comunicación internacionales, aunque no por las Naciones Unidas. Hezbollah, por tanto, también podría convertirse en pretexto.

De Gaza a Jordania. El 14 de noviembre de 2012 Israel inicia una intensa campaña de bombardeos sobre Gaza. La Operación denominada “Pilar Defensivo” (o Columna de Nube) se inició un día después de la finalización de unas maniobras militares conjuntas con EE.UU. y termina el 21 del mismo mes con el acuerdo de un alto al fuego, con más de cien muertos, miles de heridos y numerosas viviendas, equipamientos e instalaciones de todo tipo destruidas. Pero esta operación de bombardeos sobre Gaza, a nuestro entender hay que enmarcarla en otro contexto más amplio, y relacionarla con otroshechos.

Los agentes británico-saudíes y los Hermanos Musulmanes llevan tiempo movilizándose en Jordania para derrocar al rey Abdullah II, que ya no les resulta útil y que se negó en un principio a permitir que este país fuera utilizada como una base para la guerra contra Siria.* El objetivo final parece ser otro, y serviría a las ansias expansionistas de Israel que pasarían por el traslado de la población palestina a Jordania. De hecho ya se ha puesto en marcha en Jordania la “primavera árabe”, con una oleada de protestas populares. Israel se anexionaría Gaza, Cisjordania y otros territorios de Siria y Líbano, que se añadirían a los Altos del Golán, reclamados por Siria, y a las Granjas de Sheba, reclamados por Líbano y Siria. Pero Israel tiene en el objetivo extender sus fronteras por Líbano hasta adueñarse del río Litani, cumpliendo así unos proyectos largo tiempo anhelados y convirtiéndose en “El Gran Israel”. (* En fechas posteriores a la publicación de este artículo, el rey Abdullah hubo de ceder finalmente a las pretensiones de EE.UU. convirtiendo a Jordania en base para los ataques contra Siria)

El tema de Cisjordania trasciende al contenido de este artículo. Conforme al derecho internacional, no pertenece de iure a ningún estado al renunciar Jordania a su soberanía (tras su anexión ilegal en 1948), por lo que se encuentra a la espera de la resolución de su estatus definitivo, junto con la Franja de Gaza, en futuras rondas de negociaciones entre israelíes y palestinos. Por ello, al no existir soberanía previa, según Israel, éste lo considera un «territorio disputado» y no un régimen de «ocupación», como es en realidad y como lo consideran la Autoridad Nacional Palestina que gobierna Cisjordania y Hamás que gobierna la Franja de Gaza. Pero Cisjordania entra también en los planes de Israel, como ya hemos comentado.

Mientras esto escribo se alumbra una pequeña llama de esperanza: La Asamblea General de las Naciones Unidas ha admitido -con fecha 29 de noviembre de 2012- a Palestina como estado observador, lo que viene a ser un reconocimiento implícito de la soberanía del pueblo palestino sobre los territorios que viene ocupando Israel desde 1967.

Ello no supone la admisión de Palestina como miembro de pleno derecho, pero sí otorga a los palestinos legitimidad en su lucha contra la ocupación, y es una llamada de atención sobre el clima de inestabilidad y violencia que este pueblo viene padeciendo. Masivamente el mundo ha mostrado su apoyo a la causa palestina. Pese a los devaneos de Hamás, EE.UU. e Israel se encuentran más aislados que nunca. Únicamente la República Checa, Canadá, Panamá, Nauru, Palau, Micronesia y las Islas Marshall votaron junto a ellos.

Irán. Este país es objeto de deseo secular del lobby anglojudeoamericano, por sus numerosos recursos naturales, entre los que destacan el petróleo y el gas. Es la guinda que coronaría la tarta de la política de agresiones que intensificó el lobby anglojudeoamericano a partir del 11-S. La historia reciente de Persia -actual Irán- ha sido la del saqueo del petróleo desde 1901, por los británicos, que crearon la Anglo-Persian Oil Company, o Anglo Iranian Oil Company (AIOC), posteriormente, origen de la Britisch Petroleum, una empresa que aparece como impulsora de las más recientes guerras por petróleo de los últimos tiempos, por no hablar de la contaminación que provoca por todos los lugares en donde está presente.

La AIOC se convirtió así en un estado dentro del estado, con barcos y hasta una línea aérea propia, un gobierno con funcionarios y jurisdicción territorial y en algunos sitios hasta se tomó atribuciones como las de pagar los impuestos directamente a los jefes de las tribus en las que se encontraban los yacimientos antes que al gobierno iraní. En 1953, el primer ministro Mohammad Mosaddeq fue expulsado del poder al intentar nacionalizar los recursos petrolíferos, en una operación orquestada por británicos y estadounidenses, que situaron en el poder a Mohammed Reza Pahlevi, que les garantizaba el control del crudo.

El ayatolá Jomeine denunció insistentemente las maniobras de estos países, convirtiéndose así en el más firme opositor al régimen de Reza Pahlevi. Una manifestación de apoyo a Jomeine en su pueblo natal, situado 150 km al sur de Teherán, brutalmente reprimida por la policía -que provocó centenares de muertos-, obligó al Sha a exiliarse en Egipto. Jomeini regresó a su país y ganó masivamente un referendum sobre la proclamación de la República Islámica. Pocos procesos más democráticos se han dado en el mundo como el de los iraníes lanzados a la calle, muriendo ametrallados por defender el derecho de su país a decidir su futuro. Irán ha hecho su propia revolución, ha impulsado un crecimiento tecnológico de muy alto nivel y goza de un elevado índice de bienestar, pese al bloqueo impuesto por la autodenominada “Comunidad Internacional”, y pese a la campaña mediática sin precedentes que mantiene a Irán en el objetivo desde hace décadas. El Mossad y la CIA llevan tiempo cometiendo asesinatos en ese país, centrados principalmente en científicos e investigadores (no es nada nuevo) y tratando de preparar el terreno para ulteriores acciones. No nos fiemos de los compromisos de EE.UU. y sus socios en relación con los llamados programas nucleares de Irán.

No podemos dejar de mencionar a Turquía, cuyo presidente, Erdogan, venía jugando un papel clave en el cerco contra Siria, tras encarcelar a más de doscientas personalidades civiles y militares principalmente kemalistas y entregarse en brazos de los Hermanos Musulmanes. Turquía no está por la islamización ni por convertirse en ariete contra Siria y los turcos salen a diario a manifestarse contra su gobierno que, según todos los indicios, ha comenzado a desestabilizarse, perdiendo el favor de los EE.UU. Daremos tiempo al tiempo.

Hasta aquí, hemos venido ofreciendo un muestrario de las últimas guerras y objetivos del lobby sionista, sin remontarnos a otras más o menos lejanas en el tiempo, y sin extendernos en detalles sobre planes de desestabilización en otros distintos lugares del mundo (Venezuela, Paraguay, Bolivia, Honduras…), que pasan también por la construcción de nuevas bases militares por toda América Latina y otros continentes.

El dólar se va quedando reducido solo al valor de su papel y la Reserva Federal Norteamericana, más peligrosa que nunca, muerde en todas las direcciones.

Pero antes de finalizar nos parece importante destacar un preocupante artículo publicado con fecha 16.11.2012, por Henry Kissinger en el Washington Post, dirigido al recién elegido presidente Obama, en el que le conmina públicamente a resolver “el más urgente problema que el presidente debe enfrentar”: Irán. Y es que cada mandato presidencial en los EE.UU. lleva consigo también el mandato de proporcionar nuevas guerras de saqueo a la Reserva Federal Norteamericana, es decir los lobbys familiares mencionadas al principio.

Trabajaremos para que no se salgan con la suya.

———-

Cayó el imperio romano, que creció bajo los parámetros del robo, el saqueo, el pillaje y el expolio, tras haber entrado en barrena en un círculo vicioso: los gastos militares requerían de nuevas e incesantes guerras. Si no las había, mantener las legiones en tiempos de paz dentro de los límites del imperio suponía un coste abrumador. La guerra resultaba imprescindible para que el propio ejército asumiera, con los botines conseguidos, sus propios costos. La guerra era un negocio, la paz no. Cayó el imperio.

Purificación González de la Blanca

Ojos para la Paz

3 de diciembre de 2012

(Artículo actualizado el 10 de enero de 2014)

* En los últimos tiempos el apellido Rotschild (originariamente el apellido de esta familia era Bauer, -campesino en alemán- pero lo cambiaron a éste) se asocia insistentemente con la logia masónica Los Illuminati de Babiera, fundada en 1776 por Adam Weishaupt, cuyo objetivo último es conseguir un gobierno mundial regido por tecnócratas que estarían a su servicio.

**“Nuestra gran nación industrial está controlada por un sistema de crédito. Nuestro sistema de crédito está concentrado en manos privadas. El crecimiento de la nación y, por consiguiente, de todas nuestras actividades está en las manos de unos pocos hombres quienes, necesariamente, o por motivos de sus propias limitaciones, congelan, frenan y destruyen la genuina libertad económica. Nos hemos transformado en uno de los peores gobiernos, uno de los más completamente controlados y dominados gobiernos del mundo civilizado, se acabó un gobierno de libre opinión, se acabó un gobierno de creencias y del voto de la mayoría, éste es el gobierno de la opinión y coacción de un pequeño grupo de hombres dominantes”. (Woodrow Wilson)

Operación “Pilar Defensivo” de Israel contra Gaza, noviembre 2012

http://www.taringa.net/posts/info/1730225/La-mejor-historia-jamas-contada_-Reserva-Federal_.html

http://foros.foxinver.com/index.php?action=printpage;topic=1267.0

http://centinela66.wordpress.com/tag/rothschild/

http://www.cepos.org.mx/nuestros-servicios/reflexion-semanal/ano-2012/kissinger-es-padre-de-la-cultura-de-la-muerte/
http://www.45-rpm.net/antiguo/palante/iraq.htm

http://www.attac.es/2011/07/02/claves-para-entender-la-guerra-en-libia/
http://www.youtube.com/watch?v=_gHkO0BMlM4

http://www.cepos.org.mx/nuestros-servicios/reflexion-semanal/ano-2012/kissinger-es-padre-de-la-cultura-de-la-muerte/
http://www.45-rpm.net/antiguo/palante/iraq.htm

http://www.attac.es/2011/07/02/claves-para-entender-la-guerra-en-libia/
http://www.youtube.com/watch?v=_gHkO0BMlM4

http://geopoliticadelpoder.blogspot.com.es/2012/06/siria-la-puerta-de-entrada-occidental.html
http://www.taringa.net/posts/ciencia-educacion/11153519/El-Informe-Kissinger-_Memorandum-200_.html

http://www.hispantv.ir/detail/2012/11/23/202708/jordanos-corean-lemas-contra-rey

http://www.youtube.com/watch?v=G68qAmSSx3s

http://actualidad.rt.com/actualidad/view/54091-intereses-rothschild-detras-acoso-iran

http://actualidad.rt.com/actualidad/view/41665-libia-libre-siguen-enfrentamientos-ano-muerte-gaddafi 

http://www.bibliotecapleyades.net/biggestsecret/biggestsecretbook/biggestsecretsp10.htm

http://www.antimilitaristas.org/spip.php?article1930

geopoliticadelpoder.blogspot.com.es

http://www.counterpunch.org/2002/01/10/bush-enron-unocal-and-the-taliban/

http://www.socialistappeal.org/usa/halliburton_scandal.html

.

Facebooktwittergoogle_plusmailby feather
2 comments on “El nuevo reparto del mundo… según Kissinger
  1. Corrigiéndote, por considerar que hubieras debido la frase: “Daremos tiempo al tiempo” como sigue: “suponiendo que *no* se nos ocurran antes actuaciones que oponer” como por ejemplo:
    -http://www.nazanin.es/?p=11047 La iniciativa boliviana de la “Red en Defensa de la Humanidad” (REDH), dirigida por el presidente Evo Morales y apoyada por Eduardo Galeano, Silvio Rodríguez y Obispo Raúl Vera, entre otros muchos, ya funciona. Ha boicoteado el comercio con Israel y está trasladando a los heridos palestinos a sus países. A dicha iniciativa se une un proyecto más amplio: una PLATAFORMA GLOBAL CONTRA LAS GUERRAS (PGCG, plataformacontralasguerras.pv@gmail.com), que integraría a ciudadanos y asociaciones. Estaría dirigida por un Comité Internacional en Contra de la Guerra Global y Permanente (CICGG), cuya misión es advertir de las consecuencias humanitarias de las guerras sofisticadas que están en marcha y las que se están gestando e intentar evitarlas.

  2. Y además: A mí me parece terrible que el mundo ya pacificado a base de sangre y valor romanos (el imperio romano), en pro de construir sobre los sólidos cimientos de una paz digna la sociedad de derechos futura, haya sido disuelto en dos imperios y después en naciones a modo de feudos de los plutócratas en ellas (por los católicos pro sionistas que nos impusieron a los de abajo la esclavitud al modo sacerdotal judío). Gentuza a quienes ya en aquellos tiempos (católicos y judíos), se tildaba de convictos (que no confesos, faltaría más), en contra de la humanidad franca y noble que ellos encarnaban. Hubo grandes polémicas entre cristiano-católicos y paganos (Celso entre otros escribió contra estos su discurso verdadero), porque los nobles romanos sabían bien el mundo en que vivían y que estaban cambiando para imponer a los bárbaros y otras gentuzas el más noble y grandioso proyecto en forma de sociedad de derechos (sociedad que conllevaría el socialismo, el comunismo, etc.). Tu tesis en contra de ese imperio, no *es* ni acertada ni conveniente. No les hace justicia a nuestros nobles antepasados y no apruebo el que se repitan, inconsciente o arteramente (me es indiferente) tesis vertidas precisamente por el enemigo para justificar su hegemonía. No seamos ingenuos y, si estamos a informar, hagámoslo bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *