EL ESCÁNDALO DE LOS PREMIOS NOBEL

galatasaray-aziz-sancar-i-kulube-uye-yapacak-7770797_x_4509_o

Por: Purificación González de la Blanca / Ojos para la Paz

Después de haberle otorgado el Nobel del a Paz al campeón de las guerras, Barak Obama (con más de 130 guerras en su haber); después de conceder el Nobel de la Paz al disidente chino Liu Xiaobo; a la líder de la oposición birmana, Aung San Suu Kyi; y a ese montaje de la niña-títere Malala Yousafzai… Los teledirigidos miembros del jurado para la concesión de los Premios nobel, cuyo presidente, Thorbjorn Jagland , fue destituido desde que comenzó a ser muy cuestionado por la elección en 2009 del presidente estadounidense Barack Obama (no busquen la información que fue ofrecida en primicia por la Red Voltaire y que ha sido eliminada de internet ), ahora en 2015 continúan fieles en su línea de vasallaje a los intereses de los Estados Unidos y la OTAN. No hay cabo que dejen suelto, desde RSF hasta AI, pasando por la UNESCO, por HRW, el Premio Sajarov, el Premio Carlomagno, centenares de fundaciones, ONGs, becas, hasta llegar a convertir en un escándalo los Premios Nobel.

-El Premio Nobel de la Paz 2015 ha sido concedido al Cuarteto de Diálogo Nacional de Túnez, por su “contribución decisiva” a la construcción de una “democracia plural” en el país magrebí tras la revolución de 2011. El Cuarteto, constituido en el verano de 2013, está formado por cuatro organizaciones de la sociedad civil: la central sindical UGTT, la patronal UTICA, el sindicato de abogados y la Liga Tunecina para los Derechos Humanos, y es valedor de las llamadas “primaveras árabes”. No queda ahí la cosa.

– El Premio Nobel de literatura 2015 ha sido otorgado a la periodista bielorrusa Svetlana Alexiévih, cuyo trabajo es toda una crónica descarnada e incisiva de la antigua Unión Soviética, y de las secuelas que dejó en sus moradores, si olvidar Chernobil ni la guerra de Afganistan (desde su óptica, claro). Enemiga declarada y descarada de Putin, afirma detestar el mundo ruso de Stalin y Putin.

-El Premio Nobel de Química ha sido concedido este año al turco Aziz Sancar, ya que hay que contentar a Turquía, cuyo papel es decisivo para parar los pies a Rusia en el conflicto de Siria. A este nobel lo han acompañado, eso sí, un estadounidense y un británico.
Como vemos, los Premios Nobel pasaron hace tiempo a engrosar las filas de la propaganda política más descarada.
A estas alturas nada puede sorprendernos.

Facebooktwittergoogle_plusmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *