Bolivia: Exdirector de Página 7 no representa al periodismo independiente, sino a la ultraderecha chilena

i_ministra-davila-dice-que-libro-de-penaranda-es-parte-de-un-golpe-de-mecha-lenta-_23084

Visión ‘Z’ Bolivia
Ministerio de Comunicación del Estado Plurinacional de Bolivia
11 de abril, 2014

Al margen de las reacciones que surgen desde Chile por la demanda que interpuso el Estado boliviano ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, la viceministra de Políticas Comunicaciones, Claudia Espinoza, identificó que “en el país también hay reacciones contrarias a un anhelo del pueblo boliviano que más bien amplifica la posición de la ultraderecha chilena”, como es el caso del exdirector de Página Siete, Raúl Peñaranda.

“En el tema marítimo era muy explícita la política editorial del medio cuando estaba Raúl Peñaranda pues sólo tenían cobertura las fuentes chilenas, quedando excluidas las coberturas nacionales”, señaló Espinoza en una entrevista a la red ATB.

En este sentido, la autoridad gubernamental mostró varios titulares y editoriales del matutino paceño -cuando era dirigido por Peñaranda- en los que se advierte la intencional contraposición a la política del Estado boliviano, no sólo referida a la demanda marítima, sino también contraria a la política de nacionalización de los recursos que son del pueblo boliviano.

“Tenemos ejemplos de cómo el periódico ha titulado de manera sistemática sobre la posición chilena y cuando hablamos de normas, de ética periodística, sabemos que hay que cumplir lo mínimo que se exige cuando tenemos la responsabilidad de dirigirnos a la opinión pública”, añadió.

El pasado domingo, el semanario La Época reveló, en base al trabajo de dos periodistas chilenos, que Peñaranda es chileno-boliviano. Esta condición explica los vínculos en la estructura propietaria de Página 7, como el hecho de que Raúl Garafulic fundador del matutino sea cuñado de la ex diputada chilena Mónica Zalaquett, quien siendo parte del partido UDI representa intereses de la ultraderecha chilena pero además es parte de grupos empresariales pesqueros. Zalaquett manifestó en varias oportunidades su oposición a la demanda marítima boliviana, como lo registró la prensa chilena.

Financiamiento de USAID

La Viceministra de Políticas Comunicaciones también aclaró que la nacionalidad no es el problema de fondo, como lo quiso presentar Raúl Peñaranda bajo el argumento de xenofobia por parte del gobierno. “Aquí hubo una distorsión malintencionada de Peñaranda. El semanario La Época evidencia su doble nacionalidad, algo que el periodista ocultó a la opinión pública, pero también revela las fuentes de financiamiento actual de Peñaranda por agencias del Departamento de Estado de Estado Unidos como USAID a través de la agencia IPYS y GALI claramente opositoras a los gobiernos progresistas latinoamericanos”.

“El señor Peñaranda no representa a un periodismo independiente, responde a intereses puntuales y a financiamientos que le proporcionan la posibilidad de hacer varios trabajos que los llama periodísticos (…) como un libro donde señala que el Gobierno controla medios como ATB, PAT y La Razón. Habrá que ver qué pruebas presenta para sostener esa afirmación”.

Por otra parte, la Viceministra Espinoza recordó los varios casos en los que Peñaranda y su asesor editorial en Página 7, Juan Eduardo Araos, también chileno, mintieron al país en varios temas relacionados con el interés nacional. “Incluso fueron desmentidos categóricamente por la Iglesia Católica cuando publicaron que cuatro ministros habían sido excomulgados. A raíz de esa mentira fue que Peñaranda renunció al medio”.

Por eso “cuestionamos la trayectoria de Peñaranda, de cómo mintió, distorsionó y manipuló hechos noticiosos, amplificó la posición de la ultraderecha chilena, se opuso sistemáticamente a nuestro derecho marítimo y hoy se reclama independiente. Como Ministerio de Comunicación es nuestra obligación informar a la opinión pública de todo esto”, sostuvo Espinoza.

fuente foto:anf

Facebooktwittergoogle_plusmailby feather
, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *