¡Asesinos e hipócritas de mierda! ¿Bombas españolas en el genocidio de Gaza?

margallo_ep_21082013

Por: Juanjo Sanz Vigo

Gazatíes, buscad entre los escombros de vuestras casas, colegios y hospitales restos de bombas y proyectiles, si es que ha quedado algo, como PRUEBA de la participación de España o de otros países en esta nueva masacre y devastación anunciada, con la mirada puesta en acusación de genocidio o crímenes de guerra a Israel y de cooperadores necesarios a otros gobiernos y países, en un futuro e hipotético TRIBUNAL nacional o internacional.

La industria militar española factura más de 4.000 millones de euros al año y emplea a unas 18000 personas, pertenecientes a más de 130 empresas de defensa según el Directorio de la Industria Militar en España, del Centro de Estudios Para la Paz JM Délas.

Las organizaciones sindicales en general, y sus secciones sindicales si es que tienen presencia en estas empresas en particular, deben de informar y denunciar ante la opinión pública la actitud de sus mismas direcciones empresariales que promueven el genocidio en Gaza o en cualquier otra parte del planeta, nada de armas a países o grupos que impulsan el odio racial el fascismo o la GUERRA IMPERIALISTA. Vigilancia o denuncia si procede incluso de sus mismas Leyes, artículo 2.3 de la Posición Común europea 944/2008, como en la Ley 53/2007 sobre el control del comercio exterior de material de defensa. En cualquier caso toda agrupación sindical, mínimamente reivindicativa tiene la obligación de movilizar a sus propios empleados de estos sectores de defensa y trabajadores en general contra la barbarie imperialista que preparan, el genocidio, por la justicia social y la paz entre los pueblos.

Este Gobierno hipócrita y de extrema derecha del PP, como antes los del PSOE, autorizó en 2013 la venta DIRECTA de material de guerra al estado terrorista de Israel por valor de 6 millones de euros, nos cuentan. Siete veces más (87%) que lo exportado en el ejercicio anterior. El 98,7 % del total iba dirigido, como no podía ser de otra manera, al ejército nazisionista israelí IDF. Con esa cantidad, solo de España, habría de sobra para hacer desaparecer del mapa buena parte de Gaza y sus habitantes así como también Cisjordania.

Por superficie equivale a aniquilar y devastar impunemente la provincia de Tarragona. Por cierto… ¡Y que no se descuide Galicia (España)!. Alon Bar, embajador de Israel en nuestro país, incluyó al Parlamento gallego entre sus “peores y más extremistas enemigos”, tras la aprobación en la Cámara gallega de una declaración de condena a Israel en mayo del presente año. Las amenazas de estos bravucones no pueden dejarnos indiferentes, máxime cuando tienen todo el apoyo logístico de la OTAN de la que forma parte de manera especial, todo el apoyo de sus servicios de seguridad, incluyendo España y sus Bases militares.

¿De qué se queja Alon. ? el mismo Parlamento gallego, nada revolucionario por otro lado, aprobó una resolución en enero donde se condena el holocausto judío, que el sionismo siempre ha tergiversado en beneficio propio.

El Gobierno autoriza la venta pese a que la ley le permite denegarla cuando existan indicios de que el material “pueda ser empleado en acciones que perturben la paz, la seguridad o la estabilidad en un ámbito mundial o regional” La única Ley que conocen es la del máximo beneficio, y el negocio de armas junto con el narcotráfico, lo que más beneficios reporta.

No nos dicen lo que pudo haber llegado de forma encubierta o indirecta a través de otros países. Francia valga como referencia, vendió a Israel por valor de 10 millones.

La Secretaría de Estado de Comercio “garantiza” que el material militar que Israel adquiere procedente de España no está siendo utilizado contra la población palestina “Sólo se autorizan exportaciones temporales para realizar pruebas; no se envía material letal”!!

¡Más de mil muertos, miles de heridos, Gaza arrasada por misiles y bombas de prueba, de fogueo..!

Eso es lo único que pueden garantizar esta panda de mentirosos sinvergüenzas, corruptos y ladrones de guante blanco que han vaciado las cajas públicas. A parte de lo anterior, nadie se puede creer esta declaración de garantías, cuando los datos sobre este tipo de exportaciones están clasificados como secreto de Estado, al igual que las actas que se derivan de las decisiones tomadas por la JIMDUU, Junta Interministerial Reguladora del Comercio Exterior de Material de Defensa y Doble Uso, compuesta por 11 representantes de los diferentes ministerios, un órgano integrado en el organigrama del ministerio de Industria, Comercio y Turismo (no del ministerio de Exteriores). Esa mesa, que se reúne una vez al mes, la preside la Secretaria de Estado de Comercio y, en su ausencia, el Secretario de Estado de Asuntos Exteriores. Entre los vocales destacan el Director de Inteligencia del CNI, el de Asuntos Estratégicos y Terrorismo del ministerio del Interior, y otros cargos policiales y comerciales, las .actas adquieren carácter confidencial.

La JIMDUU tiene su origen en la antigua Junta Reguladora de Exportación de Armas y Explosivos, creada en 1971 por el gobierno de Luis Carrero Blanco. Adolfo Suarez la convierte en “interministerial”para “ampliar su campo de acción a todo el comercio exterior” de armas.

De todas formas el balance en este tráfico de armas entre los dos países es favorable a Israel. Israel vende a España aproximadamente diez veces más de lo que compra a nuestro país. Alejandro Pozo, experto del Centro Delás aclara

“…Israel no necesita nuestras armas, sino que España le compre material bélico para abaratar el coste unitario de sus productos”.Para finalizar añade; “España compra a Israel drones, morteros, torretas de vigilancia y distintas clases de misiles, con la garantía de haber sido probados en combate, probablemente en la Franja de Gaza”.

¿Qué uso dan luego los mandos del Ejército franquista español a ese material probado en combate?

Es seguro que no irá en beneficio de la ciudadanía española o de fuera. Y sí, saldrán ganando militarotes de alto rango y grupos de poder a base de privilegios, corruptelas y grandes negocios denunciados valientemente desde dentro del Ejército o por ex militares antifascistas y republicanos como Martínez Ingles y otros. Salvando las distancias de lugar y tiempo, nos recuerdan a Fermín Galán y García Hernández fusilados en 1930 por promover la sublevación de Jaca para instaurar la Republica del pueblo.

Hoy domingo 27 de julio nuestro inefable ministro de Exteriores, Garcia-Margallo, charlatán de feria donde los haya, como acertadamente señalan los compañeros de losgenoveses.net, declaraba estando de visita en Egipto

“Una cifra de en torno a mil muertos conmueve a las conciencias de toda la humanidad…” por otra parte hacía hincapié en la necesidad de retomar las conversaciones basándose en dos pilares: “Un Israel seguro y una Palestina viable”.

Es más de lo mismo, la misma palabrería de siempre. Israel seguro frente a un pueblo palestino callado y sojuzgado bajo una creciente ocupación de territorios, impunidad más absoluta frente a unos asentamientos que se aceptan como hechos consumados.

¿Es viable un “reino de taifas” palestino subyugado y rodeado de un Israel atómico hasta los dientes?

Yo no lo creo. Ahora que las potencias están preparando una salida honrosa de Gaza para el ejercito genocida israelí, la resistencia palestina les golpea donde más les duele, en su propio terreno con golpes certeros y puntuales aquí y allá. Sus bajas van aumentando a pesar de la devastación y el horror.

Si fundamental es la solidaridad activa y mundial con el pueblo palestino, incluyendo aquí a sectores de dentro de Israel, clave es la creciente movilización y levantamiento de Cisjordania y otros enclaves palestinos de dentro y fuera del estado terrorista israelí, es una misma lucha. Muy a pesar del muy apoltronado jefe de la ANP Mahmoud Abbas, queno mueve un dedo en solidaridad con la Franja.

Una Palestina democrática unificada y justa, con el reconocimiento del derecho al retorno de todas las personas y comunidades a las tierras y casas de que fueron expulsadas, aún está pendiente y lo veremos más pronto que tarde. Antes o al mismo tiempo le llegará la hora de la JUSTICIA a los genocidas y terroristas israelíes. Pasa como en España, no habrá democracia verdadera sin justicia y reparación moral y material a las víctimas del franquismo, y no será con Monarquía.

Facebooktwittergoogle_plusmailby feather
, , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *