Amnistía Internacional invirtiendo la realidad sobre el campo de refugiados palestinos de Yarmouk en Siria

Amnistía Yarmouk recort.

Amnistía Internacional emite un comunicado el 10 de marzo de este año 2014 sobre la situación del campo de refugiados palestinos de Yarmouk, en Damasco. Lo titula de forma dramática: Yarmouk sitiado, o el horror de los crímenes de guerra, el hambre y la muerte. Y ciertamente es un drama lo que allí ocurre, pero esto, lo que realmente ocurre, Amnistía se cuida mucho de ocultarlo, de ocultar las verdaderas causas de ese drama. Por contra, lo que hace es lanzar una campaña más de propaganda con el fin de suscitar la indignación popular occidental contra el Gobierno sirio, para utilizar, otra vez más también, la Responsabilidad para Proteger para tener la excusa ante un posible ataque militar exterior. Sin pararse a analizar si el acusado, el Gobierno sirio, es realmente culpable de los crímenes que pretende inculparle sin ninguna prueba evidente.
Casi 200 personas han muerto desde que se endureciera el sitio al campamento en julio de 2013. Al menos el 60% de la población sufre malnutrición

 

Amnistía Internacional revela en un nuevo informe sobre Siria que se han cometido crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad contra la población civil siria y palestina en Yarmouk, situado a las afueras de Damasco y sometido a un asedio brutal por las fuerzas del gobierno sirio. 1

 

Qué fácil acusa Amnistía Internacional de crímenes de guerra y de crímenes de lesa humanidad a aquellos gobiernos o personas que están en el punto de mira, y nunca mejor dicho, del poder económico occidental. Sin embargo, aunque estos crímenes son claramente evidentes en este poder económico occidental Amnistía calla clamorosamente ante ello.
Continúan con su alegato

“Las fuerzas sirias cometen crímenes de guerra al usar el hambre de la población civil como arma de guerra. Los espeluznantes relatos de familias que han tenido que comerse gatos y perros, y de civiles atacados por francotiradores mientras buscan alimentos, se han convertido en algo cotidiano en el horror que se vive en Yarmouk”, ha manifestado Philip Luther.  1

No obstante, la historia de lo que allí ha ocurrido y ocurre es bastante diferente a como la propala esta organización.
Ya a finales de 2012 el campo de refugiados palestinos sufría los ataques de los yihadistas financiados por occidente para derrocar al Gobierno sirio. Para entender cómo se produjo la planificación y utilización de estas organizaciones mercenarias yihadistas recomiendo este enlace: Las revueltas en Siria no son ni fueron una rebelión popular ni pacífica. Este ataque era denunciado por el líder del Frente Popular para la Liberación de Palestina Anwar Raja. 2
Los ataques iban lanzados en primer lugar directamente contra los líderes palestinos

El primer ataque contra Yarmouk tuvo lugar en noviembre, matando a varios de los líderes de los Comités populares palestinos que se crearon para proteger el campo para evitar la entrada de insurgentes. 2

No era, pues, el Ejército sirio el que lanzaba la ofensiva, aunque los medios de comunicación corporativos occidentales y las organizaciones “humanitarias”, también corporativas, quisiesen cambiar los hechos.

Anwar Raua afirmó que el Ejército sirio vino a rescatar a los palestinos en Yarmouk expulsando a los insurgentes. Raja dijo que fue en este momento en el que la guerra mediática comenzó. Los medios de comunicación extranjeros comenzaron a diseminar la desinformación de que el Ejército sirio había atacado el campo de refugiados de Yarmouk. La realidad de la situación es que el Ejército sirio ha prevenido masacres contra los palestinos. 2

En cuanto a la acusación de Amnistía Internacional de que las fuerzas sirias cometen crímenes de guerra al usar el hambre de la población civil como arma de guerra, cabe decir que revela otra manipulación de los hechos. Pues son los yihadistas extranjeros los que tienen bloqueado realmente el campo, evitando que nadie salga.

El Frente Nusra y los grupos Takfir [los mercenarios islamistas extranjeros] están haciendo negocio con el hambre de la gente. Ellos quieren decir al mundo: “Mirar: la gente pasa hambre”. Es como si los residentes estuviesen secuestrados dentro de su propio campo, dentro de su propia casa, y los militantes están negociando con ellos, con sus almas.

Ellos acusan que el Estado sirio está asediando a los palestinos en el campo. Ellos quieren invertir la imagen y la verdad, diciendo que el Gobierno sirio es parte de la fuerza criminal, pues no hacen nada para proteger a la gente. Ellos quieren que la gente odie al gobierno. 3

Del mismo modo a los mismos mercenarios islamistas, Amnistía Internacional quiere invertir la realidad, quiere callar ante quienes son los causantes de la tragedia en Siria, el poder económico occidental y sus servicios de inteligencia, junto a sus estados socios y los yihadistas contratados a tal fin, trasladándola a quien no hace sino defender a las propias gentes de Siria y la soberanía de este país.
Amnistía internacional no es una organización que vela realmente por los derechos humanos, sino que utiliza estos en beneficio del poder corporativo, del cual recibe apoyo económico y mediático  para que precisamente continúe con esta labor tan poco honesta y tan poco declarable. Lo viene haciendo desde su mismo origen y no precisamente de una forma muy oculta para cualquiera que observe los hechos, que son muy pero muy claros. Convirtiéndose  así esta organización en el mayor obstáculo presente para una defensa seria, honesta y sincera de los derechos humanos como tales.
 .
PS:
Para más información sobre Amnistía Internacional dejo este enlace: Amnistía Internacional.
 .
Notas:
1. Yarmouk sitiado, o el horror de los crímenes de guerra, el hambre y la muerte. Amnistía Internacional, 10.3.14.
2. Insurgents attack Yarmouk refugee camp in Damascus. nsnbc. 17.12.2012.
3. Palestinians starving inside Al Qaeda held Syria refugee camp. Al Nusra is supported by Israel. RT, Global Research, 3.2.2014. (declaraciones de Anwar Raja).

.

Facebooktwittergoogle_plusmailby feather
, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *